INGLATERRA

Carroll, cuando fichó por el Liverpool: "Por favor, que falle el reconocimiento..."

El delantero del Newcastle recuerda por primera vez el intento de robo que sufrió en 2016, cuando aún militaba en el West Ham United.

Andy Carroll el día de su presentación en Anfield.
ANDREW YATES AFP

Andy Carroll, delantero del Newcastle United que en su día protagonizó el fichaje más caro de un futbolista británico (el Liverpool pagó por el 41 millones de euros en 2011) ha hablado por primera vez del intento de atraco a mano armada que sufrió hace tres años, cuando militaba en el West Ham United londinense.

Todo ocurrió cuando el ariete volvía a casa después del entrenamiento. Dos hombres en motocicleta se puso al lado de su vehículo. En un primer momento Carroll cree que le conoce y comienza a hablar con él, hasta que es el desconocido le exige que le entregue su reloj y saca una pistola.

"Temes por tu vida. Fueron 25 minutos perseguido por dos personas en moto con armas a la vista. Estaba casi en casa, así que decidí no llevarlos allí, darme la vuelta y volver al campo de entrenamiento del West Ham", relata al Daily Mail.

"Iba como loco adelantando coches, saltándome semáforos, pasando por delante de cámaras de tráfico, conduciendo en dirección contraria... Iba por la autopista y lso camiones venían hacía mí. Y todo el tiempo con la moto detrás. Afortunadamente pude volver al campo de entrenamiento", relata con alivio. "Esa noche era el cumpleaños de mi mujer y a pesar de lo que había pasado salimos esa noche. ¡Me merecía un buen trago!".

Posteriormente un hombre fue condenado por el intento de atraco y otros cinco robos, aunque Carroll admite que aún tiene miedo.

Su salida del Newcastle

Andy Carroll confesó que su salida al Liverpool no fue nada fácil. El delantero militaba en el Newcastle hasta el 31 de enero de 2011, cuando los reds le ficharon a cambio de 41 millones de euros. El inglés reconoció que no quería irse de los magpies y esperaba que el reconocimiento médico fallara para poder quedarse. 

"¿Sabes qué? Ese día estaba lesionado y lo único que era capaz de pensar era "por favor, que falle el reconocimiento". En el momento en el que entré a ese helicóptero me quería volver. Sabía que tenía que pasar. Tuviera la edad que tuviera, necesitaba volver a jugar para el Newcastle otra vez." reconocía el delantero que más tarde explicó como fue aquel final de enero cuando llegó a Anfield. 

"Me acuerdo que salí en el coche de Kevin Nolan porque había un montón de gente esperando fuera (del campo de entrenamiento). Cuando llegué a su casa y lo vimos en televisión pensé, "no me voy". Acababa de comprar una casa y un gato el día antes pero, entonces, me dijeron "te vas" y eso fue lo que pasó", asegura el inglés. 

Carroll, que viajó hasta Liverpool en helicóptero, asumió ese viaje como uno de los más complicados pero con el tiempo Me quedé pensando cuando iba camino del helicoptero. "¿Qué está pasando?, ¿qué estoy haciendo?" pero ahora, mirando para atrás, me doy cuenta de que me formó como jugador y como persona. Honestamente, lo hubiera hecho otra vez. Creo que necesitaa salir de la ciudad para crecer.