ATLÉTICO DE MADRID

La nueva zaga atlética funciona

Pese a que cuatro de los siete defensas del equipo han llegado en verano, el conjunto rojiblanco encaja menos que la temporada pasada.

El Atlético se enfrentó en verano al abismo en defensa, con el adiós de Godín, Juanfran y Filipe, tres zagueros que salvo un escarceo de una temporada del brasileño en el Chelsea, se convirtieron en la guardia pretoriana de Simeone desde el día de su llegada. A los veteranos, puro cholismo, se unió la pérdida de un Lucas Hernández que decidió cambiar el proyecto colchonero por el del Bayern, capacitado para pagar los 80 millones de la cláusula del francés.

Con 23 años, se marchó la gran promesa de la zaga colchonera y se convirtió en la baja más sensible para el técnico argentino, según afirmó el propio Cholo en la Cadena Ser: "Lo que más daño nos ha hecho es lo de Lucas, porque era nuestro, de la cantera, como Saúl o Koke. Thomas es extraordinario porque llevamos trabajando cinco años con él. Lucas venía en ese camino" confesaba en octubre. Sin embargo, el Atlético reinvirtió su cláusula para firmar a cuatro jugadores atrás: Lodi (25 millones), Hermoso (25 millones), Trippier (22 millones) y Felipe (20 millones). Un gasto de 92 millones para conseguir una zaga nueva con cuatro de los siete defensas del equipo recién llegados.

Un lateral derecho, dos centrales y un lateral izquierdo para una retaguardia que se ha asentado en tiempo récord y que en varias ocasiones ya ha formado de inicio con Trippier, Hermoso, Felipe y Lodi a un gran nivel. En un engranaje perfeccionado durante años por Juanfran, Godín (con Miranda, Giménez y Savic de diferentes parejas) y Filipe, el Atlético formó la defensa más infranqueable de Europa. Su adiós se entendía como una pérdida insalvable, pero sus cuatro caras nuevas se han adaptado rápidamente a la estrategia defensiva de Simeone y están en el top-10 de jugadores rojiblancos con más minutos en este curso.

Trippier, el quinto que más juega

Sobreponiéndose a las lesiones musculares de Giménez y Savic, que les han tenido apartados durante más de un mes, este Atlético ha encajado dos goles menos en Liga que hace un año a estas alturas de la temporada. En total, Oblak ha recibido 10 tantos en 17 jornadas de Liga (0,59 goles por partido), mientras que en la 2018/19 eran 12 (0,70 por encuentro). Añadiendo la Champions, el Atlético también mejora los números de la temporada pasada, con cinco goles encajados en la fase de grupos por los seis de la campaña pasada.

Trippier es el fichaje con más participación hasta el momento. Titular indiscutible en el lateral derecho, suma 1.495 minutos en 18 partidos y ha repartido tres asistencias, la última a Morata para abrir el marcador contra Osasuna. Arias también ha sumado buenas aportaciones cuando ha jugado, pero el inglés es claramente el titular en el puesto y es el quinto futbolista que más ha jugado de todo el equipo tras Oblak, Saúl, Koke y Thomas. Le sigue Lodi, que no pudo estar ante los navarros por problemas en el tobillo, pero regresará ante el Betis. El jugador brasileño de 21 años no tiene competencia en el lateral izquierdo y acumula 1.492 minutos, dejando claro que tiene un gran futuro por delante y que en ataque es un puñal, aunque todavía va cogiendo conceptos defensivos.

Renan Lodi durante el partido entre el Atlético y el Lokomotiv.

En el caso de Felipe, su crecimiento ha sido aplastante. Le costó entrar en el equipo y salvo un minuto jugado en Butarque en la segunda jornada, tuvo que esperar al sexto partido del curso para ser titular. Pero desde entonces se ha asentado gracias a un extraordinario nivel donde su veteranía es clave. Felipe ha completado los últimos 13 partidos del Atlético, 1.170 minutos de forma consecutiva para un total de 1.441 con la camiseta rojiblanca. Un central sobrio, seguro, muy fuerte y con un fantástico juego aéreo.

Por último está Hermoso, que desde el inicio de curso ha tenido más altibajos, pero con las lesiones de Giménez y Savic se ha asentado como central izquierdo. Ha ido creciendo en la faceta defensiva y es un especialista en la salida de balón, con capacidad para romper líneas desde atrás y para cambiar de banda con mucha precisión. A sus 24 años tiene margen de mejora por delante y en lo que marcha de curso acumula 1.221 minutos.

Los cuatro nuevos son los defensas que más minutos acumulan con diferencia. Las lesiones han dejado a Giménez y Savic en 1.005 y 630 minutos respectivamente, con la duda en el aire sobre qué ocurrirá cuando estén los cuatro centrales disponibles teniendo en cuenta el gran nivel mostrado principalmente por Felipe. Arias por su parte acumula 574 minutos, muy por detrás de Trippier. Si los problemas están arriba, con siete goles anotados menos en Liga que en la misma jornada de la 18-19 y en Champions, con tres goles menos, la nueva defensa está demostrando que ha sido un completo acierto.