ATLÉTICO DE MADRID-OSASUNA

Chimy Ávila pone a prueba la fortaleza defensiva del Atlético

El equipo rojiblanco ha dejado su puerta a cero dos partidos seguidos tras siete encajando. Llega el argentino, que ha marcado en los últimos cuatro.

0
Chimy Ávila con Osasuna.
Jesús Diges EFE

El Atlético ha vuelto a encontrar el equilibrio defensivo. Tras siete partidos seguidos encajando, algo que parecía impensable con Oblak bajo palos, han llegado dos encuentros de calma, con el esloveno dejando la meta a cero casi sin esfuerzos. Con el hat-trick de Joaquín al Athletic, el equipo colchonero ya es el menos goleado de LaLiga una vez más, como ha ocurrido en las cuatro últimas temporadas donde Oblak acabó como Zamora (Courtois ganó dos veces más el premio con Simeone). 

Ahora visita el Wanda Metropolitano un Osasuna que acumula seis goles más que el Atlético en la competición liguera (22 por 16). Y en el equipo rojillo la gran sensación arriba es Chimy Ávila, que ha marcado en las últimas cuatro jornadas de forma consecutiva y que es un auténtico dolor de cabeza para las defensas rivales. El delantero argentino es uno de los jugadores con mayor peso en el inicio de LaLiga y acumula seis tantos en 15 partidos, destacando por su intensidad sin dar ningún balón por perdido. 

Un jugador con unas características muy cholistas: intensidad, fuerza, garra, velocidad y la idea de pelear cada balón aunque parezca imposible más allá de una potencia y calidad en el remate cada vez más determinante. Tras ser pieza determinante en el ascenso del Huesca a Primera, con el conjunto oscense logró 10 tantos en la máxima categoría antes de firmar por Osasuna, que se adelantó a sus competidores por el delantero y se hizo con su fichaje por algo menos de tres millones, una cantidad completamente amortizada. 

Giménez puede volver al once

El Chimy Ávila, que la semana pasada tuvo en exrojiblanco Adrián su socio para hacer un golazo al Sevilla, podría ser el delantero que midiese la recuperación muscular de Giménez. El uruguayo vuelve a una convocatoria en Liga después de ver el encuentro completo ante el Lokomotiv desde el banquillo. Una lesión muscular en el partido del Wanda Metropolitano contra el Bayer Leverkusen le ha impedido jugar durante diez partidos, pero ante Osasuna podría volver al once. Y con el Chimy tendría una prueba de fuego. 

Además, la delantera de Osasuna medirá a una defensa que tendrá que improvisar el lateral izquierdo. Lodi no entró en la convocatoria por una contusión ósea sufrida en el partido contra el Lokomotiv y Simeone deberá buscar un lateral izquierdo. O acomodar a Saúl ahí, como hizo ante el Barcelona, o colocar a Hermoso desplazado al costado. En la lista también se encuentra Manu Sánchez, lateral izquierdo del Atlético B y único jugador de la convocatoria cuyo puesto natural es el de Lodi, aunque su presencia es poco probable. Una defensa que se mide a una de las mayores pesadillas de LaLiga: el Chimy Ávila.