LAZIO 3 - JUVENTUS 1

La Lazio de Luis Alberto acaba con la gran racha de la Juventus

Los bianconeri cayeron por primera vez en este curso y se alejan del Inter, que se queda en el primer puesto con dos puntos de ventaja. Cristiano volvió a marcar de jugada tras 49 días.

Luis Alberto y Milinkovic-Savic
AFP

El Inter, cuando este sábado empató a cero con la Roma, difícilmente habría imaginado acostarse este domingo incrementando su ventaja sobre la Juventus de uno a dos puntos. Pero la Lazio, con el enésimo partidazo de su curso, acabó con la gran racha de la Vecchia Signora, que ya no puede presumir de ser el único conjunto invicto de las mayores ligas europeas. Un 3-1 merecido y que coloca a los romanos en el tercer puesto, con solo tres puntos menos que el campeón de Italia.

Los biancocelesti venían de seis triunfos seguidos y dejaron claro que este sábado también se encontraban en un gran estado de forma. Immobile, a pocos minutos de comenzar, atacó la profundidad como él sabe y solo una gran intervención de De Ligt impidió a su derechazo meter a Szczesny en apuros.

Sarri utilizó a Bentancur en el lugar del lesionado Khedira, aunque el partido del uruguayo duró poco más de media hora, debido a un problema en la rodilla (fue sustituido por Emre Can). Los bianconeri regalaron un par de jugadas al puro estilo sarrista: Dybala terminó una de esas con una rosca neutralizada por Strakosha y Cristiano empujó entre palos el balón del 0-1 a pase del mismo Bentancur en el 26'. Fue el primer gol de jugada del exmadridista en los últimos 49 días.

El tanto sacudió al Lazio. Antes del descanso, los locales primero pidieron un penalti por una falta sobre Leiva que el VAR les negó, pero en la jugada siguiente pusieron las tablas con un poderoso testarazo de Luiz Felipe gracias a la décima asistencia en este curso de Luis Alberto.

Nadie firmó más en la Serie A, y la undécima llegó en la segunda parte, cuando el andaluz encontró con un pase largo de videojuego a Milinkovic-Savic detrás de la zaga bianconera. El serbio controló el esférico y fulminó a Szczesny en el 74'. Cinco minutos antes, además, la Vecchia Signora se había quedado con diez: Cuadrado fue expulsado por una dura entrada sobre Lazzari.

El momento horrible de los bianconeri pareció hundirlos poco después, cuando Szczesny tumbó a Correa en plena área. Immobile, que ha marcado 19 goles en las anteriores 17 jornadas, falló el penalti gracias a una doble parada del cancerbero polaco, que milagrosamente neutralizó tanto el lanzamiento como su disparo en el rechace.

A pesar de las dificultades, la Juve (con Higuaín en lugar de Dybala), encontró las fuerzas para encerrar a sus rivales en el área en el tramo final del partido, pero el tanto del empate se le resistió y, en la última jugada, Caicedo finalizó el contragolpe que remató la faena con el 3-1, desatando la fiesta del Olímpico y, por qué no, también la de los interisti, que refuerzan su liderato. Fue un partidazo: la Supercopa de Italia, el próximo 22 de diciembre en Arabia Saudí, promete mucho.