ELCHE

¿Quién es Bragarnik? El agente de Maradona que ha comprado el Elche por 28M€

Christian Bragarnik, agente del Pelusa, es el representante de la empresa Score Club 2019 y la cara visible del Elche. Afronta retos complicados.

¿Quién es Bragarnik? El agente de Maradona que ha comprado el Elche por 28M€
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Christian Bragarnik es el representante de la nueva empresa que gerencia el Elche CF: Score Club 2019. Esta empresa, respaldada por capital mexicano y argentino, fue creada con el objetivo de suscribir las acciones de Tenama Inversiones SL, propiedad de los exdirectivos José Sepulcre y Antonio Rocamora. Por primera vez en los 97 años de historia franjiverde, la entidad ha dejado de estar en manos de los ilicitanos. Se abre una nueva etapa derivada de la inestabilidad institucional y las dificultades.

Los problemas económicos

El Elche CF descendió a Segunda División en el verano de 2015 por culpa de su deuda con la Agencia Tributaria. Entró en concurso de acreedores y Sepulcre aprovechó la compra de deuda ordinaria para capitalizarla y convertirse en el accionista mayoritario a través de Tenama Inversiones SL. Además, tuvo que hacer aportaciones de capital durante las tres últimas temporadas para mejorar las plantillas con las que ha contado Pacheta.

Bragarnik se dirige a LaLiga

Christian Bragarnik llegó el pasado verano a España con el objetivo de comprar un club. El representante argentino se dirigió a LaLiga para conocer qué entidades estaban en proceso de venta y la patronal que preside Javier Tebas le derivó al Elche CF, poniéndole en contacto con José Sepulcre. Pronto comenzaron a producirse las reuniones en Madrid y en Elche, hasta que se firmó un compromiso preferente de compra y un pacto para realizar aportaciones económicas siguiendo un calendario marcado.

Férreo marcaje del control económico

José Sepulcre fichó en mayo a Nico Rodríguez, que la temporada anterior había estado en el Getafe, para ponerle sobre la mesa un contrato de cuatro años. Ese era el plazo marcado para regresar a Primera División. Junto a él llegó Dani Carmona y en su equipo de trabajo se integró Sergio Mantecón, que firmó por el mismo tiempo. Poco después, Sepulcre contrató a Patricia Rodríguez como directora general por otros cuatro años. Todos juntos trabajarían para armar una plantilla de seis millones de euros, pero las aportaciones de Sepulcre no llegaron para tanto y apenas pudo pasar de los cinco. Y lo consiguió gracias a las aportaciones de Christian Bragarnik en verano.

Primer depósito para armar la plantilla

Bragarnik depositó 2,1 millones de euros en verano para que Sepulcre, a través de Tenama Inversiones SL, consiguiese que LaLiga aumentara el límite salarial hasta los 5,1 millones de euros. Gracias a esas cantidades, el Elche CF pudo inscribir a los seis fichajes realizados por la dirección deportiva de Nico Rodríguez e incorporar al último futbolista que cerró la plantilla, el central paraguayo Danilo Ortiz. Este último llegó a través de un contacto directo de Bragarnik.

Distanciamiento antes del acuerdo 

Pese a que los contactos y la relación eran fluidas, Sepulcre y Bragarnik llegaron a romper las negociaciones porque el empresario argentino no estaba dispuesto a asumir las responsabilidades judiciales de los litigios abiertos con Eventos Petxina y la decisión de recuperación de dinero público dictada por la Comisión Europea, por un importe de 4,1 millones de euros. Tampoco estaba de acuerdo con los contratos de cuatro años y las cantidades comprometidas con los componentes de la dirección deportiva y la dirección general. Bragarnik regresó a Argentina y se llegó a hablar de ver cómo recuperar el dinero aportado. El segundo ingresó previsto para el 31 de octubre no se produjo. Tras la vuelta a Elche de Bragarnik, las negociaciones se retomaron con un final de feliz. En medio de este proceso apareció el interés real del internacional David de Gea y el grupo con capital británico y americano que vendió el Niza a la multinacional INEOS.

Acuerdo con capital mexicano y argentino

El contrato firmado entre Tenama Inversiones SL y Score Club 2019 SL, entidad derivada de la matriz de Bragarnik en Argentina (Score Fútbol SL), contempla un pago aplazado a cinco años con unas cantidades fijas y otros variables en función del posible ascenso a Primera División o, incluso, si el Elche logra competir en Europa. La tasación del contrato de venta se hizo en 28 millones de euros. Esa cifra, sin embargo, no es lo que ingresará Sepulcre, ni mucho menos. En esa cantidad se incluye el pago de las deudas con la Agencia Tributaria, Seguridad Social, jugadores, créditos y las posibles responsabilidades de las sentencias derivadas de los juicios abiertos con Eventos Petxina y la Comisión Europea, entre otros asuntos.

Un proyecto enigmático

Christian Bragarnik y su abogado y socio Ricardo Pini no han ofrecido explicaciones sobre cuáles son sus intenciones en el Elche. En su primer día como dueños en el estadio Martínez Valero no se presentaron a la plantilla ni tampoco ofrecieron una rueda de prensa ante los medios de comunicación. Se desconoce el futuro de las personas de confianza de Sepulcre y quién será el nuevo presidente tras la salida del actual Consejo de Administración presidido por Joaquín Buitrago, en la Junta Extraordinaria del 30 de diciembre.