Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

FRANCIA

El PSG tiene al nuevo Verratti y el Barça está al acecho

Édouard Michut es un canterano de 16 años que ya sabe lo que es jugar con Francia Sub-17. El club azulgrana, al igual que Valencia y Manchester City, le siguen de cerca.

El centrocampista francés de 16 años, Édouard Michut, con la camiseta del PSG.
PSG

El PSG ha tenido que vender a una gran cantidad de jugadores jóvenes este verano para sanear sus cuentas, sacrificando una gran parte de su cantera. Eso ha abierto las puertas a los más jóvenes, que creen que podrán tener más opciones de hacerse con un hueco en el futuro PSG. Y parece que los talentos de la academia francesa no se acaban nunca.

El último en ponerse bajo los focos es el centrocampista, Édouard Michut. Tiene 16 años y ya sabe lo que es jugar con la Sub-17 de Francia, a pesar de que todavía no ha debutado ni en la Youth League (incluso el 19 de noviembre llegó a entrenar con Thomas Tuchel durante el parón internacional). El jugador fue clave en la victoria de su equipo ante el Valenciennes (3-2) este fin de semana. Según cuentan los medios franceses, "estaba en todas partes". Su actuación no se le escapó a los ojeadores del Barcelona, ya que uno de sus emisarios más importantes estaba viendo al equipo de José Alcocer.

El Barça lleva siguiendo desde octubre al joven que comparan con Marco Verratti y desde Francia apuntan a que podría ser la moneda de cambio tras la marcha del mediático Xavi Simons. No será el único que le siga, pues equipos como Valencia o Manchester City también andan tras sus pasos. Según L'Equipe, el Barcelona ya habría iniciado contactos con sus agentes.

El PSG, sin embargo, no quiere quemar etapas con él y prefiere que se desarrolle paso a paso en la cantera antes de dar el gran salto. Cuentan que el jugador (y su hermano Étienne, que con 13 años también juega en el PSG) tiene la cabeza bien amueblada y que se centra en sus estudios. Está ligado al club hasta 2021 y no le harán un contrato profesional hasta entonces. Su propio entrenador reconoce las cualidades que tiene, pero confiesa que todavía no está listo: "Es un buen jugador. Es inteligente, pero hay que darle tiempo para florecer. Tiene un perfil de maduración tardía, aún no está físicamente completo. Pero en dos o tres años, él estará preparado...".