TOTTENHAM

Eric Dier: el nuevo escudero de Jose Mourinho

La llegada de Jose Mourinho ha hecho que Eric Dier vuelva a tener los minutos que había perdido con Mauricio Pochettino desde la pasada temporada.

Eric Dier: el nuevo escudero de Jose Mourinho

Jose Mourinho ya está dejando las primeras pistas de cómo va a jugar el Tottenham a partir de su llegada. Tanto frente al West Ham (en su debut liguero) y frente a Olympiacos (en su debut en Champions) llevó a cabo la misma decisión que contradice a los planes de Mauricio Pochettino esta temporada y que confirma una de las bases que ya instauró en el banquillo del Manchester United.

En ambas ocasiones dio la titularidad a Eric Dier en el centro del campo. Gracias a su polivalencia está siendo la gran novedad en el combinado Spur, ya que Pochettino no estaba contando con el jugador inglés como hace unas temporadas. Tanto como defensa como centrocampista. Las dos grandes soluciones que ofrece el jugador británico. De ser actor secundario, sin casi oportunidades, a dos titularidades seguidas, volviendo a tener el protagonismo deportivo de antaño. Algo parece estar cambiando en la dinámica de Dier en la semana que lleva Mourinho en el banquillo del Tottenham.

Es cierto que frente al combinado griego sustituyó a Dier, pero tuvo una causa condicionada al sorprendente 0-2 inicial de Olympiacos, que le obligó a cambiar los planes, cambiar el esquema, dar entrada a Eriksen (que volvió a ser suplente). El propio Mourinho confesó en rueda de prensa que pidió disculpas personalmente al jugador por retirarle del terreno de juego tan pronto, lo que refleja la confianza y apoyo que empieza a darle en sus primeros días en el cargo. Irá alternando jugadores, posiciones, pero Dier ya es una de los cambios en esta nueva etapa Spur.

Y no parece una casualidad. Mourinho caracterizó su etapa en el Manchester United por la altura de sus jugadores, por conseguir un colectivo físicamente imponente, con un elevado porcentaje de sus jugadores que superaban el 1'90 metros, o estaban cerca de ello. Pero también le ocurrió en su segunda etapa en el Chelsea, cuando consiguió el fichaje de Nemanja Matic. La figura del jugador serbio fue clave en su centro del campo. Su importancia fue tal que, luego, en Old Trafford acabó firmándole para seguir con su línea. Y ahora parece que quiere imponer desde el primer momento su estandarte, quiere fabricar su torre, quiere levantar su muralla también en el Norte de Londres. Quiere mantener el discurso iniciado en Londres y Manchester.

Eric Dier, con su 1'91 metros, se está erigiendo en el centro del campo como el nexo de unión entre defensa y metros finales, entre la zona defensiva y el ataque. Todo ello sumado a un poderío aéreo imponente. Sus resultados empiezan a ser efectivos. En el primer encuentro del Tottenham con Mourinho fue titular, y sus cifras reflejaron su principal rol en este equipo. De 16 balones aéreos a los que se enfrentó venció en 11 de ellos. La herramienta perfecta para abrir el fútbol del equipo. No todo parece fútbol subterráneo, sino que con jugadores como Dier se abre el abanico de armas deportivas para que este Tottenham recupere su dinámica deportiva.

La vuelta de Eric Dier es una de las grandes novedades de esta nueva etapa. La figura de Pochettino fue clave en su explosión deportiva y, en consecuencia, mediática. El análisis, la lectura del técnico argentino hizo que apareciera la polivalencia más absoluta del jugador, quien acabó asumiendo su rol entre ser central en defensa de tres centrales o, en el cambio de estilo, ser el pivote perfecto. Sin embargo, por ello mismo, llamó la atención cómo acabó perdiendo protagonismo en el centro del campo del equipo en favor (entre otros cambios) del joven Harry Winks.

Quizás Mourinho seguía de cerca, en la sombra, como rival, la figura de Eric Dier, porque el cambio ha sido automático, como preestablecido, como siendo consciente de que desde su papel de analista deportivo (durante sus meses desde la salida del Manchester United) era uno de los problemas de rendimiento del Tottenham. El cambio ha sido instantáneo. De ser secundario a tener dos titularidades seguidas.

Ahora, con su imponente físico, Mourinho ha encontrado su nuevo faro. Mientras los Harry Kane, Son o Dele Alli se llevan los focos a nivel mediático y goleador, en la zona trasera, atrás, en el centro del campo, con su particular escudo, empieza a aparecer de nuevo poco a poco, a fuego lento, la figura de Eric Dier.