LAS PALMAS

Se trabaja para que Jonathan Viera pueda estar hasta febrero

La temporada de la Superliga de China 2019 arrancará el 1 de marzo. Ramírez, presidente de Las Palmas, se trasladará en breve hasta el país asiático para negociar.

0
Jonathan Viera y Pedri, durante un entrenamiento de Las Palmas.
CARLOS DIAZ RECIO DIARIO AS

El presidente de la Unión Deportiva, Miguel Ángel Ramírez, está negociando con los máximos responsables del Beijing Guoan chino, propietarios de los derechos federativos del jugador grancanario Jonathan Viera, cedido a la escuadra canaria este pasado verano, con la intención de prolongar su vinculación.

En aquel entonces el isleño se estaba recuperando en la isla y la escuadra asiática decidió cederlo a su equipo de formación hasta diciembre, pero la idea de los dirigentes chinos es que empiece a trabajar con su equipo a partir de principios de año, puesto que la Superliga de China 2019 arrancará el 1 de marzo. Ramírez se trasladará en breve hasta el país asiático para negociar directamente los pormenores para poder ampliar la vinculación de Viera con su equipo de formación hasta el mes de febrero antes de su definitiva marcha.

Benito: “Muy feliz por la vuelta al verde”.

Benito Ramírez regresó al once titular y lo hizo en el lateral izquierdo, mostrándose “muy feliz por la vuelta al verde”, puesto que “tenía muchísimas ganas después de tanto trabajo y sacrificio del que no se ve”.

De su puesto en el carril zurdo dijo que “creo que es la primera vez que juego en ese puesto en la UD. Ya lo hice muchas veces en el Rayo Majadahonda y se me da bien; le he dicho al míster que puede contar conmigo cuando y donde quiera”.

A nivel grupal se mostró “muy emocionado por la victoria del equipo, porque no llegaban los resultados y por fin lo logramos en casa. Después de una mala racha, estamos muy felices todos por ganar ante nuestra gente. Estábamos trabajando bien, pero no nos queda otra que seguir trabajando para el próximo fin de semana, aunque seguro que con este triunfo el equipo va a crecer”.

No esconde que “últimamente solo teníamos lesionados, y mucha era gente importante, por lo que muchas veces el míster solo podía contar con 18 jugadores y no se puede tener la misma motivación e intensidad en los entrenamientos. A pesar de estos contratiempos el vestuario siempre ha sido feliz y hemos sido una piña, que es lo importante. Solo queda seguir creciendo y sacar más puntos”.