REAL MADRID-PSG

Zidane empuja a Vinicius a aceptar una cesión

Por primera vez esta campaña, el brasileño se quedó fuera de la lista dos partidos seguidos. No quiere irse, pero en su entorno ya planea esa posibilidad. Ronaldo, al acecho.

Zidane empuja a Vinicius a una cesión. El jugador insiste en permanecer en el Madrid, pero el técnico, con sus decisiones, le arrincona cada vez más. Ante el PSG, el técnico francés dejó al brasileño (19 años) fuera de la convocatoria por segundo partido consecutivo, algo que no había sucedido antes en esta temporada. Vini pasó de ilusión a agitador y ha acabado por convertirse en un elemento residual. Arrancó jugando siete de los primeros nueve partidos, pero el 5 de octubre, ante el Granada en el Bernabéu (4-2), se quedó por primera vez fuera de la lista. Desde entonces, su trayectoria ha sido una montaña rusa: tras ser titular en la debacle de Mallorca (desde entonces, Zidane no le ha puesto en el once inicial), ha ido alternando banquillo y grada. En total, ha sido descartado en cuatro de los últimos siete encuentros, en los que ha jugado 56 minutos, sólo el 8,8% del total…

Vinicius nunca le ha llenado el ojo a Zidane. Su falta de entusiasmo se percibió en el tramo final de la pasada temporada. El técnico volvió al equipo cuando el brasileño estaba lesionado, pero recibió el alta antes del partido contra el Athletic (21 de abril) y no le convocó hasta el 5 mayo, contra el Villarreal (no contó con él frente a Getafe y Rayo). Sólo le dio 130 minutos contra los castellonenses, la Real Sociedad y el Betis. Esta escasez de protagonismo disolvió el sueño de Vinicius de jugar la Copa América. Como gesto de compromiso, y para convencer a Zidane, el jugador se acortó las vacaciones y se incorporó antes a la pretemporada, pero el marsellés nunca le vio con hueco en el once. A Zizou no le hubiera importado que el jugador se hubiera marchado cedido en el verano para que cogiera minutos de vuelo en Primera, pero la tajante postura de Florentino, que le considera un jugador estratégico (pagó por él 45 millones de euros), y del propio futbolista, descartó el préstamo.

Regresión de Vinicius

Vinicius está viviendo una regresión. Si la pasada temporada fue titular tres partidos contra el Barça, uno ante el Atlético, otro contra el Sevilla y los dos de la eliminatoria de octavos frente al Ajax, en esta campaña ha desaparecido de las grandes citas: no hay jugado ni un minuto contra Sevilla, Atlético, Galatasaray y PSG. "Vinicius cuenta como los demás. Lo que hay que pensar, es que a lo mejor el año pasado no estaba Hazard. Ahora está Hazard en su sitio", razonó Zidane cuando le preguntaron por qué el ex del Flamengo no fue convocado ante el Leganés. El belga le tapona el hueco en la izquierda, su perfil, pero es que en la derecha no lo tiene más sencillo. Ni siquiera las lesiones de Lucas Vázquez y James le abren la puerta. Ahí compite con el gallego, Bale y un efervescente Rodrygo, que ha caído de pie en el Madrid y ya ve por el retrovisor a su compatriota (lleva cinco goles y una asistencia en 437’ por el gol y la asistencia de Vini en 448’…).

Este escenario no inquieta al jugador, cuya voluntad sigue siendo seguir en el Madrid, aunque sí a su entorno, donde hay quien sí comienza a pensar que la cesión sería la mejor alternativa para aclarar el cielo del jugador e inyectarle la confianza y los minutos que necesita. El Madrid, por su parte, no contempla una salida, aunque Ronaldo insiste en pescar en este río revuelto para 'su' Valladolid. El presidente del conjunto pucelano ya pretendió su cesión en verano y ya ha comenzado su cortejo para intentar persuadirle de cara al mercado de invierno: "Me encantaría poder contar con él". Las próximas decisiones de Zidane con Vinicius serán determinantes.