Competición
  • Europa League
  • Euroliga

REAL MADRID-PSG

Zidane lleva 7 años trabajando el fichaje de Mbappé

Desde 2012, el técnico lleva aconsejando al club la contratación del francés. En 2017 estuvo muy cerca de ser madridista, pero la permanencia de Bale le llevó al PSG.

"Estoy enamorado de Mbappé", reconoció sin pudor Zidane en la previa del partido del Real Madrid contra el PSG de este martes. El entrenador blanco lleva meses sin disfrazar sus sentimientos hacia la estrella francesa, cuyo fichaje lleva cocinando desde hace siete años. En 2012, Zizou recomendó al Madrid que le echase el lazo. Hijo de un entrenador de fútbol y una jugadora de balonmano, aquel niño de sólo 13 años estuvo visitando Valdebebas. Incluso hay imágenes suyas posando con Cristiano Ronaldo como un fan más. Pero al final no hubo acuerdo y Kylian se unió a las categorías inferiores del Mónaco. "No me uní al Real Madrid porque quería seguir en mi país, no quería salir tan temprano. Elegí al Mónaco y creo que hice una buena elección", confesó el jugador el pasado mes de octubre.

Hubo que esperar cinco años para que Zidane, ya como primer entrenador del Real Madrid, volviera a hacer fuerza en el club para acometer la contratación de Mbappé. Fue en 2017, cuando la perla francesa, de por entonces sólo 18 años, se convirtió en un suceso en Europa con sus actuaciones en el Mónaco y en la Champions. Para recordar fue su portentosa actuación contra el Manchester City de Guardiola (marcó dos goles en la eliminatoria y eliminó a los ingleses). Aquella Champions la finalizó con seis goles y a las puertas de la final, de la que le privó la Juventus. Ese año se presentó a Europa y Zidane insistió a Florentino en su fichaje.

Bale y el no fichaje de Mbappé en 2017

El club de Chamartín abrió la negociación con el jugador y su familia, pero la no salida de Bale, por quien suspiraba Mourinho ("Si Bale estuviera en la puerta de salida, le esperaría al otro lado. Pero si juega es una señal de que sus planes son seguir en el Madrid", llegó a decir el portugués antes de que el galés participara en la Supercopa de Europa) hizo que Mbappé se viera sin sitio y prefiriera marcharse al PSG por 180 millones. El Madrid extendió la idea entre algunos medios de que el delantero del Mónaco no había fichado porque pedía cerca de 12 millones de euros netos que habrían hecho saltar por los aires la escala salarial del vestuario. Pero después, Football Leaks contradijo esa versión desvelando que el Madrid "llegó a un acuerdo con el Mónaco el 20 de julio para un traspaso de 180M€ (incluyendo unos variables de 30 millones). La cantidad aumentó a 214 millones cuando ambos clubes se dan cuenta de que España impondría un impuesto de 34 millones de euros que el Mónaco se niega a pagar y el Real Madrid acordó hacerse cargo". La realidad es que Mbappé opta por marcharse a París ya que al no vender a Bale (más la presencia de Cristiano y Benzema) considera que no tendría los minutos que sí le daban en París. "El Real Madrid esperará...", dijo el jugador a Vadim Vasyliev, expresidente del Mónaco.

En la capital francesa se ha agigantado, se ha convertido en imprescindible y ha engordado su palmarés con dos ligas, una Copa, una Supercopa, una Copa de la Liga y un Mundial con la selección. Y mientras eso sucedía, los guiños de Zidane y el Madrid han sido constantes. Los últimos ("Mbappé siempre dijo que su deseo era jugar en el Real Madrid" y "Estoy enamorado de él") han hecho revolverse al PSG. "Me molesta un poco. No es el momento de hablar de sueños y todo eso. Que pare", le lanzó Leonardo, director deportivo del PSG, a Zidane el 7 de noviembre. Este lunes, Tuchel tomó la palabra y marcó territorio: "A veces uno se enamora de jugadores que no puede tener"...

Mbappé tiene contrato con el PSG hasta junio de 2022. El objetivo del Madrid es que no renueve y así el próximo verano, a dos años de acabar su vinculación con los parisinos, que el club francés se vea presionado a intentar negociar un traspaso ya que el verano siguiente, el de 2021, estará a punto de entrar en su último año de contrato y, como sucedió con Hazard, el Madrid podría comprarlo a un precio inferior al que dicta el mercado. Zidane estuvo amasando el fichaje del belga durante una década hasta que logró vestirle de blanco. Una paciencia que está demostrando con Mbappé, a quien el Madrid ya le ha puesto el cartel de prioritario para 2020...