BARCELONA

La novatada más llevadera para Ansu Fati

Cada entrenamiento con el primer equipo ha de pagar el precio de ser el jugador más precoz de la historia del club.

Ansu Fati, en el medio de un rondo durante un entrenamiento del Barcelona.
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Ansu Fati está viviendo un sueño. A sus 17 años recién cumplidos ya puede decir que es el jugador más joven en marcar un gol en la historia de LaLiga – frente al Valencia (5-2) en el Camp Nou- y también el más precoz jugador blaugrana en debutar en la Champions -titular en Dortmund (0-0)-. En ambos casos aún tenía 16 años. Y está en sus manos varios récords más, como el de goleador más joven en la historia de la Champions: si marca ante el Dortmund o el Inter superará al actual poseedor, el ghanés Peter Ofori-Quaye, que logró con el Olympiacos en la temporada 1997/98 al marcar con 17 años y 195 días. Hay que recordar que Fati tiene exactamente 17 años y 20 días.

Pero tanta precocidad y talento también tiene su peaje. Y es que en el primer equipo hay una serie de normas no escritas que afectan directamente a los jugadores más jóvenes de la plantilla. Una de ellas la sufre diariamente Ansu Fati cada vez que va a entrenar a la Ciudad Deportiva. Resulta que en los rondos iniciales que se organizan como antesala al entrenamiento al internacional español le toca siempre empezar en el medio. Se trata de una norma inamovible del código de vestuario: los jugadores más jóvenes que están en el entrenamiento son los primeros que se han de poner en medio. Como suelen haber dos rondos con once jugadores -nueve dibujando un círculo y dos en medio- es casi matemático que a Ansu Fati le toque siempre pagar el pato. De hecho, no se ha librado ni se librará ninguna vez esta temporada de esta novatada.

Cuando tenga ficha del primer equipo entonces su status cambiara notablemente y no sólo en la nómina. Entonces, aunque sea el jugador más joven de la plantilla, si hay cuatro jugadores del filial participando del entrenamiento del primer equipo serán ellos quienes tengan que empezar en el medio del rondo para sufrir las diabluras de sus compañeros. Pero hasta que no tenga ficha del primer equipo, Ansu Fati seguirá siendo siempre el más pequeño de todos y por ende el primero en fichar en medio del rondo.