BARCELONA 5- VALLADOLID 1

1x1 Barcelona: solo Messi come en la mesa de Messi

El crack argentino completó una actuación estelar con dos goles y dos asistencias. El camino del Balón de Oro está cada día más despejado.

0

Ter Stegen: Partido relativamente placido del meta alemán, que en el gol estuvo un tanto dubitativo al no acabar de despejar de forma ortodoxa una falta lateral, que acabó rebotando en un rival y desviando el balón al fondo de la red. Aparte de este momento puntual, el guardameta tuvo más bien poco trabajo.

Semedo: Empezó con muchas dudas y errores no forzados, perdiendo balones por doquier y poniendo en más de un apuro al área de Ter Stegen. Afortunadamente, el portugués poco a poco se fue asentando en su juego y dando su mejor versión. A rapidez de reacción no le gana nadie.

Piqué: Regresó otra vez el central con batuta y galones. Dominó absolutamente todas las facetas del juego, dejando en casi nada el juego de ataque de los pucelanos. Rápido y contundente en la anticipación, se pasó los últimos minutos jugando como un delantero más.

Lenglet: No pudo empezar mejor el partido el francés, al marcar un gol tras un potente remate, ayudado por la fortuna, ya que rebotó en un defensa y tras tocar el larguero se metió como una exhalación. Después completó un partido impoluto y pragmático a todas luces.

Alba: Buen partido del lateral izquierdo que dio profundidad y verticalidad a su banda aprovechando las ayudas de Ansu Fati y sobre todo de un omnipresente De Jong. Tamién fue cambiado en los últimos minutos por Valverde, consciente que no tiene una alternativa con garantías en esa banda.

Sergio Busquets: Superlativo en la recuperación de los balones. Desquició al rival a base de presión y anticipación. Movió al equipo con criterio y precisión quirúrgica. Está claro que los viejos rockeros nunca mueren, aunque más de uno haya querido jubilarlo.

De Jong: Todo lo hace fácil. Es el centrocampista total, capaz de subir al ataque para ejercer de segunda línea como de recorrer todo el campo para defender un contragolpe. Conduce el balón como si dibujara en un folio en blanco y además lo hace todo con una elegancia exquisita. Estamos ante un auténtico fuera de serie. Valverde le cambió pensando en los próximos partidos.

Vidal: Buen partido del chileno, al que nuca se le puede negar su capacidad de darlo todo en el campo y luchar por cada balón como si fuera el último que vaya a tocar en la vida. Además tuvo como regalo un gran gol de volea gracias a una asistencia genial de Messi. Esperemos que se le pase el enfado tras este partido, ya que en las últimas semanas iba enviando señales evidentes de descontento.

Messi: Nadie come en la mesa de Leo Messi. Como mucho Cristiano se toma los postres y el café. Dos goles y dos asistencias para seguir incrementando una leyenda que parece no tener fin. Un cuento de hadas que tiene como protagonista un ‘príncipe’ capaz de dominar todas las facetas del juego con una superioridad casi insultante. Va tan sobrado que se permite regalar goles cantados a los compañeros. Además al rival le dedicó más de un caño y regates imposibles.

Suárez: Tras una primera parte un tanto errática, apareció tras el descanso el charrúa más incisivo y goleador. Metió un tanto gracias a la generosidad de su socio y amigo Leo, y estuvo hasta el final intentando firmar el doblete. Ya suma la cifra nada despreciable de seis goles en LaLiga, además de 185 como blaugrana, convirtiéndose ahora sí ya oficialmente como el cuarto mejor delantero de la historia del club.

Ansu Fati: Salió de titular por segunda vez esta temporada en LaLiga. Se escoró en la banda izquierda, costándole un poco entrar en juego. Messi lo buscó todo el rato, demostrando tener un ‘feeling’ especial con el joven canterano. Remató dos veces a puerta, en una el balón se fue fuera, pero en la otra Masip se tuvo que emplear a fondo. Sigue con su proceso de aprendizaje, aunque en esta ocasión no brillara como en anteriores partidos. En todo caso no hay que olvidar que hacía un mes que no se vestía de corto.

Cambios:

Rakitic: Entró para dar un poco de oxígeno. Gracias al apoyo incondicional de las gradas, estuvo más acertado que en las últimas ocasiones. Le dio una grandísima asistencia a Messi para que marcara un golazo.

Griezmann: No acaba de conectar, aunque lo intenta. Tal vez debería dejarse por un tiempo de ver la NBA en directo.

Sergi Roberto: Salió en los últimos minutos.