DEPORTIVO

El misterio de Somma, más cerca de resolverse

El central italiano toca balón, pero ya lleva más de dos meses en el dique seco. Se le diagnosticó un esguince de rodilla tras el duelo de la segunda jornada en Huesca.

Somma, en el entrenamiento del Deportivo de la Coruña.
Jesus Sancho Rodríguez Diario As

Si hay algo que es todavía más difícil de comprender que la situación del Deportivo como colista de Segunda, eso es el estado de Michelle Somma. Todo lo que ha rodeado la lesión del italiano ha sido un misterio desde el mismo inicio de lo que ya son más de dos meses desde que entrara en la enfermería.

El 25 de agosto, ante el Huesca, tuvo que retirarse después de dañarse la rodilla tras un choque con un rival. En principio se le diagnosticó una contusión e incluso se entrenó con normalidad unos días después, pero finalmente entró en el parte de bajas con un esguince en la articulación, tal y como informó el club.

Desde entonces, con el central habiéndose perdido ya once partidos, no se ha sabido nada más de su estado físico, más allá de que alterna trabajo en el gimnasio con entrenamiento específico. Ayer en Abegondo se le vió en el césped tocando balón y aumentando la intensidad de los ejercicios, lo que hace pensar que ese ‘Expediente X’ está más cerca de resolverse con un posible regreso en las próximas semanas.

Otro sobre el que apenas hay información es David Simón. El canario apenas ha estado disponible este curso, sigue al margen y sólo ha disputado tres partidos, y todo hace indicar que vuelve a padecer los problemas en el pubis que ya lo limitaron la temporada pasada.

Otras cuatro bajas de al menos un tercio de Liga

Está claro que el conjunto coruñes ha llegado a esta delicada situación deportiva por hacer muchas cosas mal, pero eso no debe hacer que se obvie que ha tenido también muy mala fortuna con las lesiones. Porque además del italiano, otros cuatro jugadores se han perdido prácticamente un tercio de lo que va de Liga por problemas físicos. Y no siempre con lesiones habituales.

El caso más claro es el de Peru, baja en seis de los trece partidos una por apendicitis. Longo, con una rotura fibrilar, estuvo ausente entre la dos y la ocho, una semana más que Valle, que con una contusión en un dedo del pie se perdió cuatro fechas. Como Koné, el último en caer y que también fue baja cuatro encuentros por un esguince de tobillo, todos están ya de vuelta, pero resulta difícil imaginar que, con todos disponibles, la producción del Depor en estos dos meses y medio no habría sido más elevada.