SPAL-NÁPOLES

El Nápoles imita a la Juventus y al Inter: otro empate

Solo el Atalanta, entre los primeros cuatro de la Serie A, logró el triunfo en esta jornada con un 7-1 al Udinese. Los sureños empataron a uno en el campo del SPAL.

El Nápoles imita a la Juventus y al Inter: otro empate
JENNIFER LORENZINI REUTERS

El Nápoles, como Juventus e Inter, no pasó del empate ante un rival teóricamente asequible como el SPAL, que en ocho jornadas había cosechado seis derrotas y dos victorias. Los azzurri tiraron la oportunidad de acercarse a las primeras dos plazas: solo el Atalanta, con un increíble 7-1 al Udinese (con hat-trick de Muriel) consiguió llevarse los tres puntos en esta jornada entre los primeros cuatro de la Serie A.

Ancelotti comenzó sin Callejón, Fabián y Llorente y los suyos en la primera mitad sufrieron la intensidad del conjunto de Ferrara. Nada más comenzar, Petagna golpeó el larguero con un bonito lanzamiento de falta, y el enfrentamiento siguió igualado con muchos duelos en el mediocampo.

Milik lo desatascó en el minuto 9, con un zurdazo desde fuera del área que sorprendió a Berisha, confirmando que la sequía con la que empezó el curso ya es un recuerdo (tres goles en las últimas dos jornadas). Los de Semplici, no obstante, poco más de cinco minutos después pusieron las tablas con Kurtic, olvidado por Elmas en el corazón del área, a pase de Strefezza.

Antes del descanso hubo el enésimo caso de mano en el área que causará polémicas: Vicari golpeó con el brazo un centro de Mertens y el colegiado La Penna concedió penalti a los sureños, decisión que rectificó tras haber analizado las imágenes del VAR, considerando natural el movimiento del defensa.

La última señal de vida ofensiva del SPAL llegó en el 52’, con un cabezazo de Vicari tras un córner que Ospina neutralizó con un paradón espectacular que le costó un golpe en la espalda. Luego, los sureños (que perdieron a Malcuit por una lesión en la rodilla que parece seria) se volcaron al ataque, reforzado con tres revulsivos españoles, Fabián, Callejón y Llorente.

El objetivo del Madrid golpeó el poste con una rosca y el riojano, en el descuento, cabeceó fuera la última oportunidad: el Nápoles sigue a seis puntos del primer puesto y a tres del tercero, que ocupa el Atalanta, su próximo rival en el San Paolo.