Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
FINALIZADO
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
6 4
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
7 6

GALATASARAY 0 - REAL MADRID 1

Vuelve el mejor Courtois

Apartó al Madrid del desastre con tres paradones, respondiendo espectacular a todo lo que le tiraron, y demostró los porqués de su fichaje y su titularidad.

Estambul le guardaba al Madrid una redención o una debacle en forma de final superprecoz. A escala, por consecuencia, lo mismo a cada uno de sus jugadores, en su gran mayoría cuestionados. En un estadio con ruido de hilo musical permanente, Courtois recogió el guante para demostrar que sigue siendo el que fue, aunque los datos lo desmintieran hasta el 0-1 al Galatasaray. Cada dígito del marcador tuvo un responsable por encima del resto: si Kroos fue el del uno, a Thibaut hay que apuntarle el cero.

El belga protagonizó una resurrección en tres tiempos: paró las que le tiraron entre palos, en el 10', en el 11' y en el 38', todas ellas de considerable complejidad. Le sumó, además, sensación de seguridad en balones aéreos y laterales. Eso desmoralizó al Galatasaray y sujetó a un Madrid que aparecía y desaparecía, y al que le bastó con atinar en una de las 27 (13 tiros a puerta y 14 fuera) con las que se volcó sobre Muslera.

Sin ese 100% de paradas de Courtois, que contrasta con el 47,83% con el que se había plantado en el nuevo Ali Sami Yen, no se entendería un triunfo que permite, de momento, la continuidad de Zidane. Su ahora portero titular, despedido ya Keylor, le respondió cuando se dudaba de todo, incluido de él, el entrenador de las tres Champions seguidas. Así, el belga registró su tercera puerta a cero (Sevilla, Atlético y Galatasaray, siempre fuera de casa) esta temporada, un 30%. En Mallorca, un único tiro a portería fue suficiente para batirle y decidir el partido, pero antes, en el parón, ya había celebrado dos clean sheets con Bélgica, con la que lleva siete consecutivas.

Courtois, que está atajando su crisis mezclando autocrítica y confianza, pasó facturas ante los medios en Turquía. "Sé el portero que soy y nunca dudé de mí mismo. Sé dónde estoy y a mí solamente me interesan las críticas constructivas", lanzó. Su entrenador, Zidane, celebró su decisivo papel: "Me alegro por él porque lo necesitaba. No es un antes y un después. Nos ha salvado". Para el Madrid, la vuelta del mejor Courtois es una gran noticia; que se quede la convertirá en extraordinaria.