Competición
  • Clasificación Eurocopa

MÁLAGA

Víctor y la plantilla salen muy señalados de Huesca

El técnico no encuentra soluciones y sigue sin dar con un once tipo. Además, hay jugadores a un nivel pésimo y el equipo acumula nueve jornadas sin conocer la victoria.

Víctor y la plantilla salen muy señalados de Huesca
JAVIER NAVARRO DIARIO AS

El horroroso partido jugado por el Málaga en Huesca ha hecho saltar todas las alarmas. A pesar de los esfuerzos continuos de Víctor Sánchez del Amo por encontrar argumentos positivos a favor de sus futbolistas durante las últimas semanas, lo cierto es que el equipo apenas ha dado noticias positivas en lo que llevamos de campeonato. Las carencias son más que evidentes. Al Málaga le faltan muchas cosas, no sólo efectividad. En Zaragoza hubo síntomas positivos, pero el desastroso partido jugado en Huesca ha disparado la preocupación y las dudas.

La crisis institucional influye y condiciona, es obvio. Pero el bagaje de la plantilla hasta ahora es paupérrimo. El equipo va para dos meses (nueve jornadas) sin ganar un partido y las miradas ya empiezan a apuntar al banquillo y al terreno de juego. Tras el desastroso partido de Huesca, Víctor dirigió críticas por primera vez hacia sus futbolistas: “Todas las situaciones estaban muy claras, llegábamos tarde a las segundas jugadas, nos ha costado con y sin balón. No veo otra explicación que no sea un tema de actitud o activación”. Así valoró el técnico la pésima primera parte del Málaga en El Alcoraz. Pero no es que la segunda fuese mejor. El Huesca levantó el pie tras la expulsión de Adrián y ahí fue cuando el Málaga respiró.

Lo cierto es que el encuentro en Huesca deja muy señalados a muchos futbolistas y también al entrenador. Hay jugadores como Juanpi, Renato Santos o Juankar de quienes sigue sin haber noticias. Los hay, como Adrián, Lombán o Diego, que están en muy baja forma y otros muchos como Boulahroud, Benkhemasa, Mikel o Rolón que, simplemente, no dan el nivel.

El partido en El Alcoraz tampoco deja nada bien a Víctor. Con una plantilla tan corta de efectivos y de calidad, cuesta entender la apuesta por un número tan elevado de rotaciones. Míchel le ganó de calle en la pizarra, sigue sin encontrar un once tipo y empieza a ser costumbre que ninguna de las decisiones que se toman desde el banquillo aporten soluciones durante los partidos.

El sábado espera el Cádiz, líder, que en una semana se ha deshecho de Almería, Huesca y Zaragoza. Cervera ha construido un bloque sin fisuras. Un equipo de autor que explota como nadie los errores rivales y que contrasta por completo con el Málaga. A los jugadores y a Víctor se les agota el crédito. Ya no hay lugar para más excusas ni discursos de color de rosa. Urge reaccionar ya.