Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

MERCADO DE FICHAJES

Neymar: Florentino Pérez y Bartomeu, en la encrucijada

Florentino estudia la operación, pero sin arriesgar el sueño de Mbappé. Bartomeu busca coronar el nuevo proyecto de Valverde.

A falta de veinte días para que cierre el mercado de fichajes, Madrid y Barcelona se encuentran ante el Dilema Neymar, una patata caliente que amenaza con marcar el curso a nivel institucional en ambos casos. Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu se juegan mucho en este pulso por el brasileño, cuya continuidad en el PSG parece insostenible a la vista de los acontecimientos durante el verano y que culminaron el domingo con pancartas e insultos hacia el delantero en el Parque de los Príncipes, donde ayer desapareció casi cualquier rastro de él en la tienda oficial.

En el caso del Barcelona, la situación se ha ido envenenando progresivamente. El posible retorno de Neymar es una petición de Messi y Luis Suárez a Bartomeu. La estrategia para llevar a cabo la operación ha sido delegada en los intermediarios André Cury, que es el contacto con la familia del futbolista, y Pini Zahavi, que es el que mantiene las conversaciones con Leonardo, director técnico del PSG, puesto que las relaciones entre ambos clubes son inexistentes. En eso el Madrid lleva ventaja: los blancos sí que mantienen excelente sintonía institucional con París.

La táctica del Barça era la de mantener distancia haciendo ver que el problema era del PSG y que ellos no iban a mover un dedo, y menos pagar, por el brasileño. No obstante, esa vía se derrumbó como un castillo de naipes en el momento en el que Leonardo y Bartomeu reconocieron contactos por el jugador mediante personas interpuestas.

El cambio en los planes del Barça obedecía a la entrada en escena del Real Madrid: Bartomeu no puede arriesgarse a que el eterno rival le coma la tostada. Donde antes había calma, ahora todo son prisas. Hasta entonces, el presidente culé se encontraba con una situación en la que si traía de regreso a Neymar se enfrentaba a las críticas de unos socios que, por dignidad, no estaban dispuestos a perdonar la forma en la que se marchó el brasileño, nada que no pudiera superarse si el rendimiento del jugador era satisfactorio. Si no lo traía, no pasaba nada. No obstante, este último parámetro cambió con la aparición del Madrid.

La negociación pasó a ser un Clásico en toda regla y eso lo cambia todo. Si el jugador acaba de blanco, las críticas serán imprevisibles: sería un golpe de mano madridista. El jueves, en Liverpool, hay reunión de la ejecutiva de la ECA. Allí coincidirán en la misma sala Bartomeu, Al-Khelaifi y el representante del Madrid, que normalmente es López Jiménez, vicepresidente. Hay partida.

¿Que supondría el fichaje de Neymar para el Real Madrid?

FACTOR INSTITUCIONAL. Un fichaje con la firma de Florentino

El de Neymar sería un fichaje especialmente presidencialista. Florentino es un enamorado de su fútbol y contempló su compra en varias ocasiones en el pasado. Pese a que el único deseo de Zidane es Pogba, así como Mbappé la prioridad de futuro que no se quiere alterar, Ney se ha puesto a tiro y con él Florentino lograría un fichaje de impacto. Por eso anda estudiando pros y contras...

FACTOR ECONÓMICO. El Fair Play y la escala salarial

Un hándicap clave es el económico. La creciente vigilancia de la UEFA con el Fair Play Financiero condiciona notablemente: el balance del Madrid en verano es de unos -170M€, y lo aconsejable es no pasar de -100. Por ello ha de concretar las salidas de Bale, James y Mariano. Además, el sueldo de Neymar (unos 38M€) es más del doble de los de Ramos o Bale, lo que podría agitar al vestuario.

FACTOR DEPORTIVO. Zidane no ha pedido al brasileño

La posición en la que más incidencia tendría Neymar está de sobra cubierta tras el fichaje de Hazard. De hecho, el belga ha desplazado a Vinicius a la derecha y tapa a otros jóvenes como Brahim, Rodrygo o Kubo. Pero la superioridad física y sobre todo técnica de Ney permitirían a Zidane acoplarle fácilmante en cualquier posición del ataque y guardarse en el banquillo a las promesas...

FACTOR SOCIAL. El golpe de ilusión esperado

Si bien el 'Caso Neymar' no ha caído con unanimidad en el madridismo, la mala pretemporada y el fiasco por Pogba han dejado a la afición a la espera de un nuevo galáctico con el que ilusionarse. El fichaje del brasileño, además, sería celebrado por partida doble: no sólo sumaría para el Madrid, también dejaría de hacerlo para el eterno rival, cuya acción en el mercado es percibida como exitosa.

¿Que supondría la llegada de Neymar para el Barça?

FACTOR INSTITUCIONAL. Una apuesta mal calculada

Al principio, la estrategia era distanciarse y evidenciar que el problema era del PSG. Lo dijo Bartomeu el 6 de julio ("Sabemos que Neymar quiere irse, pero el PSG no quiere que se vaya, por lo tanto, no hay caso") y lo repitieron sus directivos, pero la entrada del Madrid en escena cambia la película. Esto es un Barça-Madrid. Y ese pulso, si se pierde, pasa factura electoral. Se midió mal.

FACTOR ECONÓMICO. Cesión o trueque, no hay dinero

Tras pagar 75 millones más 11 en variables por De Jong y tener que pedir un crédito para abonar los 120 millones de la cláusula de Griezmann, el Barça no está para más gastos. La Operación Neymar se plantea en base a un canje de jugadores o bien a una cesión. Todo eso asumiendo que el club pudiese afrontar una ficha que elevara el coeficiente de la masa salarial, que ya anda disparado.

FACTOR DEPORTIVO. Replanteamiento total.

Valverde llegó hace dos años contando con él, lo perdió en dos semanas y tuvo que rehacer su esquema de juego. Ahora podría pasar lo contrario. Con Griezmann, Dembélé, Suárez y también Coutinho, el encaje del Neymar exigiría un replanteamiento total, además de la salida de Coutinho o Dembélé. Cuatro estrellas para tres puestos en la delantera anuncia problemas de convivencia.

FACTOR SOCIAL. De un problema a un gran problema

Desde que se vislumbró la posibilidad del regreso, muchos socios se mostraron contrarios. Gente que opina que por dignidad no se puede volver a acoger a un jugador que te dejó tirado. Un problema reconducible a la que Neymar marcara dos goles. Era un problemilla. Pero si se marcha al Madrid, el problema ya es problemón. Socialmente agitaría el entorno preelectoral de la institución.