Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

REAL MADRID

Confirmado: Zidane tira del 3-5-2 para dar encaje a Hazard

Hasta ahora, el belga ha jugado todos los partidos de la pretemporada como titular y no ha dado muestras, ni por asomo, de ser el del Chelsea.

Van pasando los partidos de pretemporada, y ya van cinco, y Zidane no da con la tecla de su nuevo Madrid. Ni siquiera el fichaje de relumbrón, Hazard, ha dado muestras de ser el jugador franquicia que necesita la entidad. El proyecto no está terminado, faltan por dar salidas importantes como las de James, Bale y Mariano, que no han viajado a Austria para jugar ante el Salzburgo. Pero también falta una idea de juego. Y Zidane ha confirmado el invento que venía teniendo en mente en su once titular ante el Red Bull: un 3-5-2 que libera a Hazard de tareas defensivas.

Militao, Ramos y Varane son los tres del eje de la defensa. Carvajal y Marcelo, los dos carrileros largos. En el medio del campo forman Casemiro como eje y dos volantes por delante: Isco y Kroos. Y luego, Zidane deja en punta a Benzema y al propio Hazard, que partirá desde el perfil izquierdo, pero con libertad de movimientos. Jovic queda en el banquillo, a la espera de oportunidades en el segundo tiempo.

Venía meditando Zidane esta idea sobre todo pensando en cómo encajar a Hazard en el equipo. Hasta ahora había jugado el belga todos los partidos como titular y no había dado muestras, ni por asomo, de ser el del Chelsea. Peor aún, el equipo estaba muy desequilibrado, como muestra el hecho de que hubiera encajado 16 goles en cinco partidos, a más de tres por encuentro.