Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

STJARNAN-ESPANYOL

Islandia quiere seguir cortando el bacalao

El fútbol ya se ha convertido en el deporte rey del país nórdico, pero aspira a más. Algunos de sus actores lo analizan en AS en la antesala del Stjarnan-Espanyol.

Islandia quiere seguir cortando el bacalao
Alex Livesey Getty Images

Aunque se llevó un 4-0 en Cornellà, el Stjarnan, rival del Espanyol, no solo resistió 50 minutos en la ida sino que, en cuestión de 13 años, ha pasado de la tercera división a disputar este jueves su vigésimo partido en competición europea. Una réplica a pequeña escala de la selección de Islandia, 112ª en el ránking FIFA en 2010, que se coló entre las 20 primeras a las puertas del Mundial del año pasado en Rusia, el cual disputó, igual que la Eurocopa-16, siendo el país con menos habitantes que jamás ha participado en ambos torneos: 340.745 este julio de 2019. ¿Cuál es el secreto del fútbol islandés? ¿Ha desplazado al balonmano como deporte rey? ¿Será una moda, o ha llegado para quedarse? AS ha tratado de pulsar algunas opiniones desde el ojo del volcán.

"Lo que nos motiva es la selección nacional", reconoce de primeras Eyjólfur Hédinsson, capitán del Stjarnan hace siete días en el RCDE Stadium. “Ellos consiguieron grandes resultados ante Argentina, Holanda o Inglaterra, y demostraron que todo es posible”. Lo que parece un eslogan promocional es en realidad algo que se creen, que llevan muy interiorizado.

Lo reafirma alguien poco sospechoso de sufrir vanidad patria, pues nació en España y militó en las canteras de Atlético de Madrid y Espanyol. "Casi todo el mundo juega al fútbol en Islandia, niños y mayores. Estoy seguro de que hoy por hoy es el deporte principal. Cuando juega la selección se paraliza, literalmente, el país", asegura Nacho Heras, quien hace dos años llegó a la isla de los volcanes y los glaciares y ahora milita en el Leiknir, de Reikiavik, la capital.

Un aficionado, pintado con los colores de la bandera islandesa.

"El punto de inflexión en la selección se produjo cuando Lars Lagerbäck (entrenador sueco) firmó por Islandia, en 2011. Cambió muchas cosas e hizo que el equipo pasara de semiprofesional a profesional. Y así, hasta los grandes hitos, el que más, el triunfo ante Inglaterra en la Eurocopa de 2016", destaca Rögnvaldur Ágúst Ragnarsson, miembro activo de Silfurskeidin, el club de fans del Stjarnan, que trasladó a casi un centenar de seguidores a Barcelona y que esta noche, según afirma, concentrará a 2.000 espectadores en su estadio, Stjörnuvöllur.

“El punto de inflexión fue la llegada a la selección de Lagerbäck”

Rögnvaldur Ágúst Ragnarsson, miembro del colectivo Silfurskeidin

Coincide Hédinsson en que "el balonmano siempre fue más grande, pero todo cambió con la llegada de Lagerbäck. La selección de fútbol fue creciendo al mismo tiempo que la de balonmano empezaba a bajar su nivel. Ahora ellos tienen un equipo joven, pero el de fútbol es el mejor combinado de Islandia, sin ninguna duda", proclama, orgulloso.

¿Cuál es, pues, el principal factor para el crecimiento tan veloz del balompié islandés? "La clave es el 'indoor', hay recintos por todas partes", destaca Heras. Y el capitán del Stjarnan añade: "Tenemos diez grandes recintos deportivos 'indoor' en Islandia, lo que para nuestra población es mucho". Y aporta Hédinsson otro elemento determinante: "Eso es tan importante como los entrenadores jóvenes, todos han sido educados por la federación. A partir de los seis años, los niños islandeses ya son entrenados por técnicos cualificados. Eso no sucede en Dinamarca o Suecia, donde también jugué", señala.

“Los niños a los seis años ya cuentan con técnicos de la federación”

Eyjólfur Hédinsson, capitán del Stjarnan

El asunto parece claro. Para quienes juegan en Islandia, los éxitos de la selección no son flor de un día, ya que detrás se esconde un proyecto formativo de país. La cuestión es si esa apuesta por el combinado estatal se refleja de algún modo en la Úrvalsdeild Karla, es decir, la Liga doméstica.

Hédinsson solo ve ventajas: "Ahora vienen mejores futbolistas a nuestra Liga, de Dinamarca, Suecia, Noruega o España. Han vuelto cuatro futbolistas que el año pasado participaron en el Mundial. La Liga es mejor que hace unos años", afirma, con rotundidad. Y abunda: "El buen papel de la selección acapara atención de los medios, y eso hace que las empresas pongan más dinero".

Lars Lagerbäck , el seleccionador que cambió el destino de Islandia.

Para Heras, el nivel del fútbol de clubes islandés es "medio", aunque aporta: "Aquí he encontrado estabilidad, tranquilidad y gente honesta. En España, en Segunda B te encuentras de todo, así que para mí es más gratificante jugar en Islandia".

El futbolista español avanza una novedad de futuro: "El campeonato ahora es de febrero a octubre, pero en unos años cambiará, están haciendo muchos campos de césped artificial de última generación para que aguanten el invierno y poder cuadrar el calendario con Europa, y así aumentar la competitividad", desvela.

“La clave es el ‘indoor’, hay por todos lados. Y cambiarán el calendario”

Nacho Heras, jugador del Leiknir

Por su parte, el capitán del Stjarnan incluso relaciona el 'boom' del fútbol con el del turismo en estos últimos veranos: "El fútbol crece año a año en Islandia. Ahora hay más turistas que nunca, todo el mundo conoce Islandia, y en gran parte es por la selección. Estamos creciendo. Tenemos a un montón de jugadores jóvenes repartidos por equipos de toda Europa. Y estamos en una buena posición para acceder a la Eurocopa-20, por eso creo que Islandia ha llegado para quedarse", sentencia.