LEGANÉS

El 'laboratorio' de Pellegrino ante las necesidades del Leganés

Frente al Fuenlabrada el argentino volvió a la defensa de cinco e innovó en algunas posiciones en las que tiene carencias, como el carrilero diesto o el central zurdo.

El 'laboratorio' de Pellegrino ante las necesidades del Leganés
JUAN AGUADO DIARIO AS

Que al Leganés le falta para apuntalar su plantilla no es ningún secreto. Mauricio Pellegrino aún no tiene lo que desea. Necesita dos laterales derechos (serán, salvo sorpresa, Rosales y Marc Navarro), dos centrales, dos mediocampistas y uno o dos delanteros. Todo ello, claro, sin contar las posibles salidas que podrían invitar a nuevos fichajes. Resta trabajo y en ello anda metido un club habitual de los movimientos en el tramo final del mercado. Panorama que dejan carencias inmediatas en algunas posiciones y ante las que el Flaco ha tirado de 'laboratorio' para gestar soluciones infrecuentes, pero quién sabe si alternativas de futuro dependiendo de cómo se ponga el mercado estiva.

Ayer ante el Fuenlabrada (victoria 2-0) la pizarra del entrenador argentino dibujó ingeniosas variantes. Lo más destacado en lo táctico fue el retorno al 5-3-2 tras jugar ante el Rayo con defensa de cuatro por no tener carrileros diestros. Esta vez Pellegrino volvió al sistema en el que más ha confiado en Leganés innovando precisamente en ese flanco, en el derecho.

Avilés y Facu, carrileros diestros

El canterano Javier Avilés, extremo con alma de segundo delantero, inició de lateral de largo recorrido. El chaval destacó y tuvo mucha presencia hacia arriba, aunque en defensa se le notaron más las costuras, ésas que trataron de coser Bustinza y Rubén Pérez con sus constantes correcciones.

Luego en la segunda mitad Facu García, natural mediocentro, lo suplió. También se puso el disfraz de carrilero y no naufragó en el intento, aunque apuró menos línea de fondo que su relevo en la primera parte.

Kravets, central zurdo

Kravets protagonizó el otro experimento de la mañana. Lateral zurdo, Pellegrino lo ubicó en el eje de la defensa como central izquierdo en sustitución de Siovas, que apenas disputó 20 minutos en su primer amistoso veraniego.

El ucraniano, al que le está costando encontrarse cómodo en Butarque desde que fichó en enero, no tuvo mucho trabajo frente a un Fuenla inoperante, y aún así tampoco dejó claro que pueda ser una solución fiable incrustado en una posición de alta exigencia defensiva.

Szymanowski, ¿relevo de Silva?

Un poco más a su izquierda repitió como carrilero zurdo Alexander Szymanowski. El capitán relevó a Jonathan Silva en lo que, más que un experimento, empieza a ser para él una rutina. Habitual extremo, Pellegrino parece haberle encontrado ubicación en la defensa de cinco volcado en ese relato constante de subidas y bajadas.

Mitad zaguero, mitad delantero, al ya hispano-argentino le sale mejor lo segundo que lo primero. Pese a ello, viendo las dudas que genera Kravets, no sería de extrañar que en su caso el laboratorio del Flaco haya encontrado en su nuevo rol al relevo habitual del propio Silva.