Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

LEGANÉS

Szymanowski ya es español y libera una plaza en el Leganés

El capitán pepinero ya no ocupa plaza de extracomunitario. El 3 de julio juró la Constitución tras año y medio de proceso. Facundo y Mejías, únicos no comunitarios en plantilla.

Szymanowski ya es español y libera una plaza en el Leganés
JUAN AGUADO DIARIO AS

Alexander Szymanowski, capitán del Leganés, juró la mañana del miércoles 3 de julio la nacionalidad española. El extremo de 30 años, nacido en Buenos Aires, Argentina, es ya a todos los efectos español. Poco después de esa fecha, el club entregó en la Federación Española de Fútbol (RFEF) la documentación necesaria que demuestre su cambio de nacionalidad. Pasados 15 días, el organismo ha dado el visto bueno a la solicitud del Lega, con lo que el futbolista ya no ocupa plaza de extracomunitario. Por eso ha sido ahora el bonaerense ha anunciado en sus redes sociales su doble nacionalidad. El proceso para la consecución de la nacionalidad ha durado algo así como año y medio.

Este cambio legal en el estatus del futbolista supone un cambio notable en su situación personal, pero también un importantísimo avance para el Leganés que, a día de hoy, sólo cuenta con dos jugadores que ocupen plaza de extracomunitario en sus filas, las del mediocentro argentino retornado del AEK Larnaca Facundo García y el central venezolano Josua Mejías. Ambos tienen opciones de salir del club en el presente mercado estival.

Con una plaza más con la que poder mover sus fichas, el Leganés tendrá más margen para sondear el mercado extranjero de fichajes y, sobre todo, el sudamericano, nicho que controla a la perfección y del que proceden alguno de los refuerzos más importantes del club en los últimos tiempos.

Szymanowski, vida nueva

Szymanowski, al que le resta un año más de contrato con el Leganés (termina el 30 de junio de 2020), empezará esta pretemporada, así pues, con un panorama totalmente nuevo no sólo por su nueva nacionalidad, sino también porque, ya recuperado de su lesión, será la primera pretemporada que inicie al mismo ritmo que sus compañeros desde el 2017.

Con sólo un partido oficial en su haber en los últimos 15 meses, este supervivente del ascenso a Primera (sólo quedan él y Bustinza) podrá demostrar a Pellegrino que es capaz de tener minutos en el equipo, seguramente en una posición nueva para él como la de carrilero zurdo, en la que el propio futbolista y el Flaco han dejado entrever que podría competir de aquí en adelante.