Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

ATLÉTICO

Costa, el Profe y clases a Joao en el segundo madrugón del Atleti

El Atlético encara su segundo día de triple sesión con el segundo madrugón de la estadía en San Rafael. Se trabajó la coordinación y explosividad. El de Lagarto, de nuevo protagonista.

Madrugón por segundo día en San Rafael y con La Cuesta esta vez lejos, la plantilla ni la vio. Esta vez se entrenaba en el campo 1, un circuito físico de cuatro estaciones ideado por el Profe, con varios aspectos a trabajar (coordinación, remate…) y con Costa como uno de los protagonistas, cómo no. Pero nada que ver con lo del día anterior. Pasado el leve mareo que sufrió por el esfuerzo en La Cuesta, se picó con Morata, sprintó para ganarle y sufrió un mareo, estaba el primero en la fila de jugadores dispuestos en Los Ángeles de San Rafael para una nueva sesión. Perfecto. La sesión fue menos intensa que las de los dos últimos días, muy físicas, para trabajar la potencia. Y estuvo llena de risas.

Porque todo comenzó con uno de los ejercicios clásicos del Profe: los jugadores tienen que hacer lo contrario a lo que dice. Si es adentro, deben salir fuera de una goma. Si es fuera, deben entrar. El que se equivocara más veces, Pasarela, o sea, pasillo de collejas. La voz del preparador físico dirigía, banda sonora de esta sesión donde reinó el buen humor. No reírse era imposible, tenía el día inspirado. “Acá estamos en España, hay que aprender a hablar español. Normal que Kalinic (siempre cerca de Saponjic, su cicerone) no entienda el español, sólo lleva un año aquí”, comenzó cuando todos los jugadores estaban dentro del cuadrilátero donde se iba a desarrollar el ejercicio. Las risas siempre lo escrito, alrededor de Costa, tan auténtico y espontáneo en cada acción. Los que más veces se equivocaban, perdían. A dos nuevos, Joao Félix y Felipe, fue a quienes les tocó el pasillo de collejas. Bienvenidos al Atlético.

Antes de repartirse la plantilla en grupos para ir completando las estaciones, hubo un ejercicio de unos contra uno en el que ya comenzó a escucharse a Simeone. Y, como el ejercicio del Profe, hubo un clásico de esta pretemporada: el Cholo encima de Joao Félix, para corregirle en la defensa de los duelos individuales. Como hace dos días con Correa, su pareja era Vitolo, que se fue del portugués en cada oportunidad, con el mismo regate. Simeone mandaba repetir pero igual, hasta que se acercó a jugador para explicarle cómo debía defender. “No, te colocas así, Joao así, la pelota no es cuerpo”. En este equipo o se aprenden los mecanismos defensivos o no se juega. A la última logró rebañarle el balón al canario. Para Lodi, por cierto, no hubo apenas correcciones. Va aprendiendo estos días, con sus clases particulares con el Cholo y Nelson Vivas.

Ausencia de Oblak, sobresaliente Llorente

La plantilla ya en grupos trabajó la explosividad, chuts y los remates de cabeza, sujetos por un cinturón con gomas. Destacó Llorente, cómo no, igual que todos estos días. Faltaba Oblak, como la mañana anterior y la de hace dos días, con trabajo individualizado personalizado de carácter preventivo. Hubo ‘ooooohhhh’ con Saponjic, que marcó cada balón que tocó, remates de Costa, Lemar, balones que entraban acariciando el palo izquierdo de la portería de San Román y más clases particulares para el portugués Joao, ahora con un ejercicio de equilibrio y estabilidad con explosividad y el profesor Costa. Le enseñaba cómo debía ponerse la goma, dónde saltar, con esa espontaneidad que le hace único. A la hora, el trabajo terminó. La sesión había sido corta. Esperan otras dos hoy. La primera ahora por la mañana en el gimnasio y, la segunda, en el mismo sitio, la hierba.