PREMIER LEAGUE

Mason, de retirarse por fractura de cráneo a los banquillos

Ryan Mason se fracturó el cráneo en un golpe contra Cahill en 2017. Se temió por su vida pero una vez recuperado comienza su etapa en los banquillos.

Ryan Mason

Ryan Mason copó todas las portadas hace dos años y medio, cuando en un Chelsea-Hull City chocó contra Gary Cahill y acabó desplomado en el suelo con una herida en la cabeza que sangraba de forma abundante. Tuvo que ser asistido con oxígeno y retirado en camilla mientras se temía lo peor. El resultado no pudo ser más pesimista: fractura de cráneo que requirió de 14 placas unidas por 28 tornillos.

El futbolista, que pudo fallecer sobre el propio terreno de juego, inició su recuperación en cuanto acabó la convalecencia de la cirugía. Lo justo para desarrollar una vida sin limitaciones pero imposibilitado para continuar con su carrera de deportista de élite. En enero del año pasado anunció en una multitudinaria rueda de prensa que se veía obligado a la retirada por orden de los doctores del Hull.

Eso sí, el objetivo de Mason era seguir ligado al fútbol, por lo que decidió obtener el título de entrenador con la FA (The Football Association). Una vez que se graduó llegaron mejores noticias todavía, y es que el Tottenham, el equipo en el que se formó en sus categorías inferiores, le ha ofrecido la posibilidad de hacerse cargo del conjunto sub-19, además de la oportunidad de asistir a Mauricio Pochettino con el primer equipo.

En la presentación de Mason como nuevo integrante del Tottenham, John McDermott, el director de la academia spurs, se felicitó por la nueva incorporación porque "Ryan entiende la exigencia que le ponemos a nuestros jóvenes y jugará un papel indispensable para convertir a nuestros jugadores en los mejores que puedan llegar a ser", Resiliencia y experiencia al más alto nivel para asesorar a los más jovenes lilywhites