REAL SOCIEDAD

Inaudito: los cinco fichajes que quería Olabe estarán en el inicio de la pretemporada

El director de fútbol de la Real Sociedad no ha vacilado con los refuerzos y lo que queda por fichar será sólo para cubrir posibles bajas de la plantilla.

0
Olabe y Aperribay, de la Real Sociedad
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Algo está cambiando en la Real Sociedad. Lo que ha sucedido con el mercado este verano es inaudito. Porque cerrar tan pronto los refuerzos deseados no es nada habitual en el club txuri-urdin, por no decir que lo normal es que los fichajes lleguen cada verano a Zubieta con la pretemporada ya avanzada, incluso con la temporada ya empezada, y en algunos casos sobre la bocina del final del mercado de fichajes veraniego. "El verano es muy largo", era un discurso manido y utilizado en exceso por los regidores realistas estos últimos años. Y cada negociación parecía un suplicio, hasta que el jugador acababa llegando. En algunas ocasiones se incorporaba al stage en el extranjero que hacía la Real, después de que hubiera empezado a trabajar con su anterior club. En otros, permanecía varios días en San Sebastián hasta que se lograba cerrar un acuerdo y podía empezar a trabajar con la Real. Pero este año no. Esta vez Roberto Olabe, contra todo pronóstico, ha conseguido que todos los fichajes que se quería hacer para mejorar la plantilla hayan llegado antes de empezar la pretemporada en Zubieta. 

El director de fútbol de la Real no ha vacilado con los refuerzos, y gracias a un intenso y ordenado trabajo de la unidad de seguimiento y reclutamiento, ha logrado cerrar cinco fichajes para esta próxima temporada entre el mes de junio y estos primeros días de julio. Modibo Sagnan estaba fichado del Lens desde principios de año, tanto que fue anunciado en el anterior mercado de fichajes de invierno. Luego se cerró a Alexander Isak, el delantero sueco que llega del Borussia Dortmund en una negociación que no se alargó en exceso. Más tarde se cerró la esperada contratación del portero Alex Remiro, en la que se lleva trabajando más de un año hasta que se ha podido cerrar y anunciar. También estaba muy masticada la llegada de Cristian Portugués ‘Portu’, después de aprovechar que el pasado verano ya se le quiso fichar y había un trabajo avanzado. La negociación con el Girona también fue muy ágil para pagar la cantidad de su cláusula de rescisión tras su descenso a Segunda, de 10 millones de euros. El acuerdo fue rápido porque la Real fue decidida a por su fichaje.

Y luego quedaba la opción de Martin Odegaard, en cuya cesión la Real trabaja desde hace tres meses, desde que conoció que el noruego no iba a seguir en el Vitesse holandés. Porque cuando decidió dar el paso, no fue difícil convencerle y tratar con el Real Madrid. Cinco fichajes en apenas un mes, antes del comienzo de la pretemporada, para que Imanol Alguacil tenga el material que necesita para construir una buena Real desde el principio y con tiempo suficiente para llegar preparado al primer partido de Liga en Mestalla.

A partir de ahí, el apartado de llegadas no está del todo cerrado, pero si es cierto que estarán supeditadas a la salida de jugadores con los que se cuenta en la plantilla. Es el caso del posible fichaje de un lateral izquierdo, que solo se cerraría si Kevin Rodrigues se marcha cedido, algo que todavía no está del todo claro. Luego está la situación de Borja Mayoral, un delantero que gusta mucho a Roberto Olabe, pero que a día de hoy parece complicado que pueda llegar por el overbooking que existe en la delantera, con Isak, Willian José, Portu y Oyarzabal. Si saliera el brasileño, algo que en el club confían en que no ocurra pero que no está descartado, se lanzarían con todo a terminar de cerrar el fichaje de Mayoral, cuya negociación está muy avanzada, tanto con el jugador como con el Real Madrid.

Tampoco se descarta que el club mueva ficha en esta operación como algo estratégico, pensando en el futuro, porque es un jugador del que valoran su mucha proyección. Es un caso delicado sobre el que se tiene que tomar una decisión en breve, porque el agente de Mayoral ya ha empezado a mover otras opciones que pueda tener en el mercado.

A partir de ahí, para cerrar la plantilla, Olabe tiene que solucionar los casos que tiene abiertos dentro de la plantilla, como el de la portero con la más que probable salida de Rulli, los jugadores susceptibles de ser cedidos, y el caso de Rubén Pardo, al que le queda un año de contrato, y hay que decidir si renueva o no. Pero todo eso irá llegando poco a poco, porque lo prioritario era cerrar los fichajes, y eso ya está hecho. Aunque parezca extraño por poco habitual en un club como la Real Sociedad. Tan rápido se han cerrado que todos podrán ser presentados este domingo en Anoeta. ¿Habían visto algo igual en San Sebastián?