Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

COPA AMÉRICA

Claves de Brasil ante Paraguay para evitar los penales en cuartos

Brasil quiere alejar fantasmas ante los paraguayos, quienes los eliminaron de la Copa América de 2011 y 2015 desde el punto penal en cuartos.

La Selección de Brasil quiere que los 90 minutos definan el partido
REUTERS

“Tenemos buenos pateadores, Gabriel, Firmino, Richarlison...”, aseguró Coutinho en Porto Alegre cuando le preguntaron si se trabajaban los penales como una opción en esta fase de la Copa, donde después de los 90 minutos si persiste el empate se definirá desde esa instancia. Paraguay es la pesadilla de Brasil en el torneo desde esta instancia y los de Tite quieren evitar una sorpresa más, por eso apuntan a ganarlo en el tiempo reglamentario el próximo jueves (21:30 hora local) en el Arena do Gremio con tres claves fundamentales.

Paraguay, la pesadilla de los cuartos de final

En 2011 y 2015 Brasil llegaba a los cuartos de final a enfrentar a Paraguay. La primera vez fue en la Copa que se realizó en Argentina, el partido se jugó en el estadio Ciudad de La Plata y terminó 0-0 en el tiempo reglamentario y la prórroga -en esa versión se jugaba alargue desde cuartos, en esta Copa será desde las semifinales- así se fueron a los penaltis con un resultado desastroso para los dirigidos en ese entonces por Mano Menezes. De los cuatro que patearon ninguno marcó y a los paraguayos les bastó con marcar dos, pese a haber errado el primer cobro -se aquella nómina los que siguen son Thiago Silva, quién erró el segundo cobro y Dani Alves, que no pateó-.

La segunda vez fue en Chile, el 27 de junio de 2015 en Concepción. Allí se jugaron solo 90 minutos y tras el 1-1 -goles de Robinho para Brasil (15’) y Derlis González para Paraguay de penal (72’)- se fueron a la definición desde los once pasos, esta vez dirigidos por Dunga y con la casualidad de que los tres que marcaron están en la actual selección, volvieron a quedar eliminados tras los fallos de Douglas Costa y Everton Ribeiro. Mientras que, Fernandinho, Miranda y Coutinho lograron marcar, pero no alcanzaría para avanzar. De aquella selección hay nueve jugadores que están en esta versión de la Copa.

Dinámica en ataque

La movilidad adelante será fundamental para abrir una defensa cerrada y organizada. Paraguay siempre se ha caracterizado por tener equipos bien parados defensivamente e incómodos para atacarlos con espacios. Con Berizzo plantean con su 4-2-3-1 sin la pelota, donde el doble cinco se encarga de cortar el juego y evitar que el rival pueda generar sociedades en tres cuartos de cancha. El papel de Arthur será fundamental para abrirle espacios a Coutinho y que este pueda filtrar balones en ataque. Brasil en esta Copa ha sido uno de los equipos con mayor posesión de pelota en campo rival y tendrá que mantener la efectividad que logró en el último partido de la fase de grupos para liquidar rápido a un rival que sabe aguantar partidos para desesperar a su adversario.

Seguramente Brasil saldrá con los mismos jugadores en ataque que puso ante Perú: Everton, Gabriel Jesús y Firmino.

Ritmo e intensidad los 90 minutos

Cleber Xavier, asistente de Tite y quién se encarga de estudiar a profundidad a los rivales, manifestó en Sport TV que otra clave ante los paraguayos será mantener el ritmo de juego durante todo el partido y para eso se debe estar bien físicamente. Brasil tendrá que ser consistente en su juego y repetir lo hecho contra Perú -aunque Paraguay no dará tantos espacios a la espalda de sus defensores y jugará más replegado-.

Evitar el juego de choque y cuidar los balones largos

Paraguay apuesta por el juego directo, los contragolpes y un juego de choque que comienza desde sus delanteros para ganar la pelota y mantener incómodos a los centrales rivales. Brasil tendrá que tener paciencia e inteligencia para evitar caer en el juego que le propondrán sus rivales buscando faltas cerca del área generando volumen en campo rival con el 4-3-3 que plantean cuando van al ataque. Lo más importante para los de Tite será cuidar la espalda de sus laterales para evitar que el juego largo pueda hacerles daño.

El papel de Fernandinho, reemplazo de Casemiro y quién ya entrena a la par de sus compañeros, será clave para ayudar a hacer relevos en fase defensiva y bloquear a Miguel Almirón, quién es el generador de juego del equipo por el centro. También ayudar en los costados a Alves y Filipe Luis para controlar a Dominguez o Matías Rojas -según decida Berizzo- y a Derlis González por el otro lado.

Números de Brasil ante Paraguay en 22 años

De los tres rivales que le podían tocar en cuartos a Brasil, sin duda el más incómodo era Paraguay -aparte de las eliminaciones en las últimas Copas- el equipo de Derlis, Piris, Balbuena, Gómez y el arquero Fernández, tienen historia en el fútbol brasileño jugando en clubes como Santos, Sao Paulo, Palmeiras, Corinthians y Botafogo. Es el de mejor saldo en los enfrentamientos con Brasil de los que ha jugado en este torneo el anfitrión.

El registro desde 1997 a la fecha frente a los guaraníes arroja que se han enfrentado en 14 oportunidades: 10 veces Brasil ha jugado de local, con 6 victorias, 1 empate y 3 derrotas. Goles a favor 20, goles en contra 8.