Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

COPA DEL REY

Mediapro pide al juez que actúe ante la inacción de la Federación

Mediapro pide al juez que actúe ante la inacción de la Federación

MIGUEL MORENATTI

DIARIO AS

La RFEF no ha dado respuesta aún al auto en el que se pedía un nuevo concurso ya que el grupo de Roures fue excluido en un proceso que ganó TVE para retransmitir la Copa.

La Federación sigue firme en su veto a Mediapro pese al auto que emitió el pasado lunes el Juzgado Mercantil número 12 de Madrid. El magistrado Moisés Guillamón falló ese día a favor de las medidas cautelares solicitadas por el grupo de Jaume Roures, tras haber sido excluido del concurso de adjudicación de los derechos audiovisuales de la final de la Copa. Pero eso sólo ha provocado que Rubiales y sus colaboradores pasaran de no querer recibir en primera instancia el burofax del procurador de Mediapro, Rodríguez Nogueira, a aceptar el martes la entrega del mismo para estudiarlo y elaborar una respuesta que darán a conocer próximamente. Lo que es inamovible en la RFEF es la insistencia en que el Barça-Valencia del Villamarín lo retransmitirá TVE (21:00).

La Federación reconoce que excluyó del concurso a Mediapro como se denuncia. Sin embargo, alega que lo hizo en estricto cumplimiento con las normas. El apartado 10.3.1 de las bases es tajante: “Se prohíbe aceptar ofertas de cualquier empresa que haya sido sancionada penalmente o haya reconocido su responsabilidad penal o la de sus directivos, en cualquier país del mundo”. Un párrafo en el que Rubiales se basa para dejar fuera de juego a Mediapro una vez que ya le criticó el pasado 24 de abril acusándole de prácticas corruptas: “Tenemos un reconocimiento de soborno por parte de Mediapro de 2018 y desde la RFEF se nos ha indicado que no debemos trabajar con gente que soborna”, dijo el presidente de la Federación antes de que Mediapro se querellara contra él.

La RFEF asegura que aunque abra ahora el sobre que apartó en su día del resto y que contenía la oferta económica que presentó Mediapro, el resultado seguiría siendo el mismo. Mediapro, según ha podido saber As por el auto, ofreció en la puja casi un millón menos que TVE. Sus 1,7 millones, una propuesta similar a la que hizo otro candidato como Atresmedia, se quedó y se quedaría lejos de los 2,5 de TVE. Por eso el ente público llegó hasta el final, peleando con Mediaset, y ganó. Para la RFEF no hay ningún Caso Mediapro.

Para Mediapro sí que lo hay. Y es grave. Entiende que la estrategia de la RFEF es dilatar este proceso, con el riesgo de desacato a la Justicia, y responder a última hora al juez que ordena la repetición del concurso con la aportación de un incidente de ejecución. Es decir, la alegación del imposible cumplimiento del auto porque ya no hay tiempo material para retrotraer el concurso al momento en el que se excluyó a Mediapro (7 de mayo). El principal afectado considera que el concurso se puede volver a convocar, como ordena el juzgado, en un día y que la adjudicación es rápida. Además, el operativo, en caso de que su oferta fuera elegida, podría montarse en sólo 24 horas. Cada candidato aportaría de nuevo dos sobres a abrir ante un notario. Uno con los requisitos de capacidad y otro con la oferta económica. “Aún hay tiempo para hacerlo”, insisten en Mediapro.

Otros expertos consultados, independientes a los afectados, señalan que ahora hay tres escenarios posibles después de anularse el concurso: el que defiende la RFEF (que todo se desarrolle como estaba ideado hasta el pasado lunes), que ninguna televisión dé el partido (improbable, aunque no imposible) y que TVE retransmita la final de Sevilla y que la justicia sentencie, después, que la RFEF debe indemnizar a Mediapro.

Solicitud de "acciones urgentísimas"

Mediapro está en constante comunicación con el Juzgado Mercantil nº 12 de Madrid para pedir “acciones urgentísimas” ante la inacción de la Federación. Este miércoles lo volvió a hacer. A Mediapro le sorprende mucho la pasividad de Rubiales, ya que a pesar de que el juez ordenó, sin éxito, que la RFEF repitiera el concurso en un auto de medidas cautelares por un “flagrante abuso de posición de dominio”, no lo ha hecho con el riesgo que conlleva.

La Federación ha estado elaborando durante dos días una respuesta oficial a ese auto. Sin embargo, no se ha manifestado aún públicamente como aseguró el martes que haría. Una de las alternativas que baraja la RFEF es admitir a Mediapro en el concurso para volver a adjudicárselo después a TVE de nuevo, al haber ofrecido casi un millón de euros más por el Barça-Valencia del Villamarín. Aun así, Mediapro asegura que retrotraer el concurso le permitiría, como al resto de operadores, volver a hacer una nueva oferta económica. “Si televisa sin más TVE la final podría haber desacato”, insisten en Mediapro.