Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

BARCELONA

Xavi: "Quiero probarme en Qatar para luego volver al Barça"

El excapitán barcelonista se retira para empezar una nueva etapa de entrenador: "Los dos que más me han marcado han sido Luis Aragonés en la selección y Guardiola, en el Barça".

El excapitán barcelonista Xavi Hernández aseguró este lunes en una entrevista en Teherán, donde cuelga las botas, que su objetivo es ganar experiencia como entrenador en su actual club, el qatarí Al Sadd, y luego volver al Barça, al que calificó de "palabras mayores".

"La idea es empezar de entrenador en Qatar, que no hay tanta presión, para probarme a mí mismo y para ganar experiencia, y el objetivo es volver a Europa y principalmente al Barca", explicó Xavi, horas antes de su último partido como jugador.

El considerado uno de los mejores centrocampistas del fútbol mundial se retira como jugador tras el duelo de hoy entre Al Sadd y el iraní Persépolis de la Copa de Asia, campeonato en el que su equipo ya está clasificado para octavos.

Pese al día decisivo que tiene por delante, Xavi afirmó estar "bien", llevarlo "de manera natural" y tener la intención de "disfrutar esos últimos 90 minutos".

"He hecho una carrera muy larga, estoy tranquilo y aparte tengo el objetivo ya de ser entrenador. Imagino que tener un objetivo cuando acabas una etapa tan maravillosa también te hace verlo todo más fácil", comentó el jugador de 39 años.

Xavi reconoció que no se imaginaba de niño poder ganar tantos títulos, tanto con el Barcelona como con la selección española, y que se queda "con el reconocimiento personal y profesional de toda la gente".

Ya tuvo además una primera despedida "a lo grande" cuando dejó el Barcelona tras ganar la Liga, la Copa y la Champions, y ve su retirada de hoy como algo "más familiar". "La noto como una despedida mía del fútbol, pero ya lo he hecho todo, tengo la sensación de que el fútbol me lo ha dado todo y estoy superagradecido", indicó.

Ahora, su proyecto pasa por ser entrenador con Al Sadd, que se oficializará en breve, y cuenta que ya está preparando el organigrama, el calendario y los partidos amistosos. "Mi ilusión es ser entrenador, transmitir un poco mis experiencias (...) tengo muchos conceptos de fútbol en mi cabeza y me gustaría transmitirlos", subrayó Xavi, a quien se le nota relajado y contento con esta nueva etapa.

Preguntado por sus referentes, dijo tener "muchos", ya que ha tenido "muy buenos entrenadores", desde Luis Aragonés a Pep Guardiola, pasando por Luis Enrique y Louis van Gaal, entre otros. "Los dos que más me han marcado han sido Luis Aragonés en la selección y Guardiola, en el Barça", reconoció el excapitán barcelonista, quien aseveró además que "en estos momentos el mejor entrenador del mundo es Pep Guardiola".

Según Xavi, al fútbol "se puede jugar de mil maneras" pero siempre le ha gustado el estilo del Barcelona porque es "un fútbol atractivo, de dominio del juego, de posesión del balón". "Es lo que quiero transmitir. Yo me he criado así, he disfrutado mucho con este estilo, hemos ganado con este estilo, Barça y selección y, por lo tanto, creo que es el mejor estilo para jugar al fútbol", apostilló.

El Barcelona, en el horizonte

Sobre los rumores de que volvería como entrenador al Barcelona, Xavi explicó que ese club son "palabras mayores" y que todavía no se siente preparado para ello. "Yo ahora empiezo una carrera de cero, no puedo coger un Ferrari o un transatlántico, tengo que empezar con un barquito, con un coche pequeño, irme probando, coger experiencia y sí, es verdad que el objetivo es volver al Barcelona, pero con calma", dijo con sincera humildad. 

Su cabeza ya está llena de planes de futuro, pero no se olvida de su último partido como jugador, el de esta noche en el estadio Azadí de Teherán, en el que sin embargo "hay poco en juego" al estar el Persépolis ya eliminado. "No me esperaba estar en Irán, evidentemente. Si me lo dicen hace cuatro o cinco años habría pensado que no podía ser", dijo el futbolista, antes de destacar que el ambiente futbolístico es "formidable" en el país persa.

En sus visitas anteriores han coreado su nombre, siempre ha notado "mucho cariño" y los hinchas han ido a esperarle incluso al aeropuerto, lo que fue "una sorpresa". "La primera vez no me lo esperaba, el equipo no llevaba seguridad y en el aeropuerto fue un caos, me tuve que meter en un coche de policía porque la gente me llevaba en volandas prácticamente", recordó entre risas.

Serio se pone, no obstante, al hablar de que, pese a esta pasión por el fútbol, las mujeres no pueden entrar en los estadios en la República Islámica. "Esto hay que cambiarlo absolutamente. Hay mucho tabú en el tema de mujeres en esta zona y no puede haber en la sociedad estas diferencias entre hombres y mujeres", lamentó. A su juicio, esta prohibición no debe estar presente en 2019, por lo que abogó a que entre todos vayamos "sumando para que estas cosas vayan cambiando".