ITALIA

Las razones del adiós de Allegri y su posible sustituto

La decisión fue consensuada entre club y técnico, que tenían planes distintos para la próxima temporada. Agnelli analiza varios nombres, aunque en Italia no hay certezas...

Tras cinco temporadas, cinco scudetti, cuatro Copas de Italia, dos Supercopas y dos finales de Champions perdidas, Allegri y la Juventus anunciaron su separación esta mañana. La decisión llegó tras varias reuniones entre el técnico, el presidente Andrea Agnelli y los directivos Nedved y Paratici, y fue consensuada, interrumpiendo la relación profesional con un año de antelación.

El entrenador ya tenía dudas en 2018 sobre su continuidad, pero la llegada de Cristiano, obviamente, aplazó el adiós. El objetivo era romper el gafe con la Champions y ni con el exmadridista fue posible: sin embargo, la separación no dependió de la eliminación con el Ajax, aunque con la decepción europea el italiano volvió a ser muy cuestionado por la hinchada, a la que nunca conquistó del todo.

Allegri consideraba necesario renovar bastante la plantilla para seguir en lo más alto y volver a intentar hacerse con la Orejona, mientras que el club tenía otras ideas y prefirió buscar un técnico con un nuevo proyecto táctico para abrir una nueva era.

Hay varios nombres sobre la mesa de Agnelli: el sueño, ahora imposible, era el regreso a Turín de Zinedine Zidane, y con el francés otra vez en el banquillo blanco la Vecchia Signora pensó también en Pep Guardiola, que hoy reiteró su intención de quedarse en el Manchester City.

Otro gran objetivo es Mauricio Pochettino, que podría salir del Tottenham, aunque el carísimo precio que tendría la operación lo complica bastante, y gusta también el viejo conocido Didier Deschamps. Hay varios perfiles más asequibles: se habla de Simone Inzaghi del Lazio, por ejemplo, o Sinisa Mihajlovic del Bolonia. El regreso de Antonio Conte parece ya improbable: el exseleccionador se ha prometido al Inter y nunca ha superado las diferencias con Andrea Agnelli que llevaron a la separación del 2014. Eso si, en este momento en Italia nadie tiene certezas, ni excluye otras sorpresas...