REAL ZARAGOZA

"Afronto este partido en estado de alerta; no me fío de nada"

"Afronto este partido en estado de alerta; no me fío de nada"

ALFONSO REYES

DIARIO AS

Víctor asegura tener el once muy claro desde el comienzo de la semana y es consciente de que pueden certificar la permanencia frente a un Sporting que prácticamente ha dicho adiós al 'playoff'.

—¿Tiene la sensación de que el objetivo de la permanencia está más cerca que nunca?

—Es un partido que te puede ayudar definitivamente a resolver esta situación que se ha originado desde el principio. En ese sentido le damos el valor que tiene y debemos ser extraordinariamente competitivos. Es una oportunidad que tenemos que aprovechar.

—Tras la victoria de la pasada jornada contra el Extremadura, ¿ve al equipo más fuerte mentalmente que en las últimas semanas?

—Debemos tener una muy buena respuesta a nivel mental y también a nivel físico porque el partido va a ser exigente en ese sentido. Es un equipo poderoso, con mucha presencia y que ocupa muy bien todos los espacios. La respuesta del equipo en una situación decisiva como la de la semana pasada te tiene que reforzar esa actitud. Salimos a competir sin miedo y con nuestras cualidades, tratando de imponerlas desde el primer momento a pesar de jugar como visitantes, y eso es lo que tenemos que trasladar ahora como locales: esa actitud positiva, esa mentalidad competitiva, jugar con tensión y serenidad y tratar de ser superiores al rival. Fuimos a jugar a Extremadura después de haber recibido un golpe absolutamente injusto frente al Deportivo y el equipo supo responder y ahora también debemos responder de una forma positiva.

—Algún jugador ha dicho en rueda de prensa que es el partido más importante de la temporada. ¿Está de acuerdo?

—Yo creo que hemos jugado muchos partidos muy importantes a lo largo de la temporada para llegar hasta aquí y darle la dimensión y el valor que le estamos dando a este encuentro. Posiblemente, si no hubiéramos ganado al Extremadura, tendría una trascendencia diferente a la que tiene actualmente y si le hubiésemos ganado al Deportivo, que es lo que tendría que haber ocurrido, también le estaríamos un valor diferente. Llega como llega, en un momento bueno para nosotros por la disponibilidad de los jugadores y sí puede ser un partido muy, muy, muy importante en cuanto al valor ya casi definitivo de los tres puntos. A eso tenemos que agarrarnos, a aprovecharlo al máximo, competir desde el primer momento, hacer valer nuestro momento de forma y sacar el partido adelante.

—El Sporting no está en un buen momento y prácticamente se ha despedido del playoff. ¿Qué rival espera?

—La Segunda me ha enseñado que tienes que estar en un estado de alerta permanente. Yo afronto el partido en ese estado de alerta, sin ningún tipo de relajación, con los ojos bien abiertos y sabiendo que vamos a tener que hacer las cosas muy bien para ganar. El Sporting es un equipo construido también para jugar el playoff, posiblemente lo tienen muy difícil y es imprevisible el tipo de respuesta. En Segunda hay cosas muy raras. Nadie podía pensar que el Mallorca, que está jugándose la posibilidad del ascenso directo, perdiera contra el Nástic. Entonces, no me fío absolutamente de nadie ni de nada. El partido va a pasar fundamentalmente por lo que hagamos nosotros.

—¿Tiene pensado repetir once?

—No voy a adelantar la alineación, pero tengo muy claro desde el principio de la semana lo que tengo que hacer y a quiénes tengo que elegir. Creo que todo el mundo ha trabajado perfectamente y lo único que puedo decir es que es un partido muy diferente al que jugamos contra el Extremadura. Es otro nivel de exigencia y es otro tipo de rival y trataremos de adaptarnos a este partido con los mejores argumentos. Evidentemente, el estilo no va a cambiar. A lo mejor cambian los protagonistas, pero lo tengo claro desde el principio de la semana y la evolución de los entrenamientos me han reforzado esa idea.

—¿Le encuentra algún tipo de explicación a por qué el equipo no gana en La Romareda?

—Fundamentalmente ha sido una cuestión de acierto en muchos de los partidos. En los dos últimos que perdimos creo que tuvimos opciones de haber ganado. Fuimos inferiores al Alcorcón en los veinte últimos minutos tras encajar el segundo gol, pero hasta ese momento habíamos sido superiores y tuvimos ocasiones. Convertimos a su portero en la figura del partido y frente al Deportivo logramos que sólo nos tiraran una vez a portería y nosotros tuvimos tres o cuatro ocasiones claras para adelantarnos, pero no tuvimos puntería y nos quedamos sin nada. El fútbol resulta así de paradójico. Llevamos una racha con un acierto increíble fuera de casa y no la hemos tenido en La Romareda. Esto no quiere decir que mañana vaya a ser al revés. Lo importante es que tengamos esas opciones y si tenemos esas opciones y las aprovechamos, vamos a ganar seguro.

—Álvaro parte desde la banda izquierda. ¿Considera que ha ido mejorando en esa posición, sobre todo a la hora de trabajar?

—El que arranque desde la banda es una situación que le puede favorecer en su tipología futbolística. Pombo es otro delantero que arranca mucho mejor desde el sector izquierdo buscando hacia dentro la portería. Nosotros no tenemos especialistas de banda, sino otro tipo de jugadores que arrancando de posiciones más o menos laterales deben tener una relación más cercana con el gol, cosa que no hemos logrado porque tendríamos que llevar muchos más goles. Esa es la función que están intentando desarrollar los que juegan en ese sector y lo más importante es que esa aportación nos ayude a ganar. Álvaro no ha tenido gol en las últimas jornadas, pero ha tenido mucho trabajo y actitud y Pombo, tras una vuelta, por fin encontró la luz con un gol soberbio jugando de delantero centro. Los jugadores se tienen que ir adaptando a las obligaciones que les pide su entrenador y dar lo mejor. Tanto Marc Gual como Pombo, Álvaro o Linares si no encuentran el gol nos tienen que dar trabajo y mañana nos tienen que dar trabajo y algún golito. Yo creo que están preparados para hacer esa doble función.