LIVERPOOL 4-BARCELONA 0 (4-3)

Así reaccionaron los jugadores del Liverpool tras la hazaña de Anfield: "¡Dios mío, qué equipo!

"Desde el principio creímos que podíamos ganar por 4-0. La gente de afuera no creía que fuera posible", declaró Wijnaldum, autor de un doblete.

Andy Robertson, defensa del Liverpool, declaró este martes, tras eliminar al Barcelona en las semifinales de la Liga de Campeones, que su equipo logró lo que nadie pensaba destacó a la plantilla: "¡Dios mío, qué equipo!".

"Vamos a la final, eso es todo lo que importa. No me importa mi lesión ahora mismo. Lo he dicho tantas veces esta temporada... pero ¡Dios mío, qué equipo! Creíamos. Mucha gente nos descartó, pero en ese vestuario creíamos que si empezábamos bien podríamos hacerlo", agregó. "Origi nos dio un buen comienzo y el resto es historia. Alisson ha hecho unas paradas increíbles", destacó tras el 4-0 que mete a su equipo en la final.

Divock Origi, autor de dos goles, señaló: "Se trataba más bien del equipo. Luchamos. Sabíamos que esta noche iba a ser especial. Queríamos hacerlo por los lesionados. Es difícil de describir".

"Ganar 4-0 contra el Barça es algo ... Sabíamos que iba a ser difícil. Las emociones, el partido, fue una noche increíble, sabemos que tenemos un gran equipo, con muy buenos jugadores, pero sobre todo tenemos la mentalidad, luchamos por cada balón, fue algo increíble".

El defensa Trent Alexander-Arnold, que botó el saque de esquina que supuso el 4-0 tras engañar a todos, comentó: "Fue simplemente instintivo, uno de esos momentos en los que se ve la oportunidad. Origi es un jugador de primera. Todos recordarán este momento".

Georginio Wijnaldum agregó: "Desde el principio creímos que podíamos ganar por 4-0. La gente de afuera no creía que fuera posible". 

Henderson, por su parte, destacó las pocas opciones con que contaban, pero que aun así ellos confiaban. "Increíble. No creo que mucha gente nos diera una sola oportunidad. Sabíamos que era difícil, pero aun así posible. La fe que tenemos en el vestuario es increíble. Sabíamos que podíamos hacer algo especial en Anfield. Mira a los aficionados y a los chicos, es una noche especial", agregó.