Competición
  • Mundial Femenino
  • Eurocopa Sub 21
  • Copa de África
  • Hoy en As

OPORTO

El presidente de Portugal telefoneó a Casillas para interesarse por su salud

 Los periodistas intentan conseguir declaraciones de todos aquellos que ayer pudieron visitar a Iker Casillas en el hospital CUF Porto.

Chema Díaz

DIARIO AS

Iker continúa bien. Le visitó el médico del Oporto. Pudo ver a sus hijos. Podría recibir el alta mañana. Gran seguimiento mediático.

Todo son buenas noticias. Iker Casillas, ingresado en el hospital CUF Porto después de superar un infarto de miocardio agudo, sigue evolucionando muy bien, para tranquilidad de todos. El portero pasó la noche tranquilo y solo, por prescripción médica. Está en una habitación especial de la planta segunda del hospital. Una especie de UVI donde sólo se puede acceder con una tarjeta específica. Ayer pasó algunas pruebas médicas, al mediodía ya le dieron comida sólida y, aunque le restringieron el móvil, sí pudo tener las visitas de los más cercanos. El hospital CUF Porto es un hospital privado, uno de los mejores de Portugal y es especialista en dolencias cardíacas, así que Iker está en las mejores manos posibles.

Su mujer, Sara, ha estado con él siempre que los médicos se lo han permitido. Llegó muy temprano por la mañana y se fue a recoger a sus hijos, Martín y Lucas, para que vieran a su padre. Una alegría para los niños, pero sobre todo para el portero, al que le apetecía mucho estar con sus pequeños. "Está todo tranquilo y bien. Dejadme pasar con mis hijos. Cuando él salga dará todo tipo de explicaciones", declaró Sara a la entrada del hospital. Ayer se pasaron a verle sus mejores amigos en el Oporto: Óliver y Adrián.

Sara Carbonero, sonriente, a su llegada al hospital.

La entrada al hospital está llena de medios de comunicación, sobre todo portugueses y españoles, que se han desplazado hasta Oporto para informar sobre el estado de salud del portero. Más de 20 cámaras de televisión, fotógrafos de todas las agencias del mundo, radios, televisiones, periódicos... El infarto sufrido por Iker ha sido un gran suceso en el mundo entero y también en Portugal. Todos los informativos abrieron en directo desde el hospital y es primera página de periódicos deportivos y nacionales. Incluso el meta atendió la llamada del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, interesándose por su estado de salud recién aterrizado de un viaje de Estado a China. Fue a mediodía, entre prueba y prueba. "Le encontré muy animado. Estaba de muy buen humor". El equipo del jefe de Estado también explicó que "estaba muy contento de hablar con el presidente y le agradeció mucho la llamada, que fue muy breve".

Nelson Puga, doctor del Oporto, y persona clave para que Iker haya superado el infarto con éxito, llegó al hospital a eso de las tres de la tarde. También se vio con los doctores para revisar las pruebas a las que había sido sometido. Mientras, Carlo Cutropía, su agente y persona de su máxima confianza, cogió el vuelo de regreso a Madrid a mediodía, viendo que Casillas estaba en buenas manos y que la recomendación de los médicos era de "reposo absoluto" y "tranquilidad".

Hay dos corrientes en cuanto al día en que Iker dejará el hospital. A las 48 horas del cateterismo abandonará la especie de UVI en la que está y le pasarán a planta. Será entonces cuando decidirán el día del alta. Podría ser mañana por la mañana o podría estar hasta el lunes, ya que el fin de semana dan pocas altas.

Así le vieron Óliver, Adrián y Bueno: "Está muy positivo"

Adrián, Óliver y Alberto Bueno son los mejores amigos de Iker en Oporto. Los cuatro estaban juntos en el equipo, ahora son tres ya que Alberto Bueno está en el Boavista. Óliver y Adrián se llevaron el susto en el campo de entrenamiento y a Bueno se lo comunicaron por teléfono. Los tres acudieron los primeros al hospital el mismo miércoles por la tarde. Óliver y Adrián volvieron a verle ayer por la tarde. Los dos salieron muy contentos con lo que se encontraron: "Iker está bien, cada vez mejor". "Nada, nos hemos llevado un susto, pero estamos contentos de que esté estable. Lo que necesita ahora es estar más tranquilo", explicó Adrián por la mañana.

Alberto Bueno también es muy optimista con la recuperación total del portero: "Ha sido un sustazo, pero ya estamos tranquilos. Le encontré muy bien, con buen aspecto y sobre todo muy positivo, que es lo que más importa ahora mismo". Las visitas de sus íntimos le han dado a Iker tranquilidad y hasta ha tenido tiempo de bromear y reír con sus amigos.

Estaba previsto que ayer por la tarde acudiera la plantilla al completo para ver a Casillas, pero no será así ya que por prescripción médica el portero no puede recibir visitas salvo su esposa, Sara Carbonero, y personas muy, muy cercanas. Los galenos quieren evitar que el portero se someta a situaciones emotivas altas y piensan que reencontrarse con todos sus compañeros puede ser negativo para su evolución.

La idea del club era juntarse todos ayer por la tarde y acudir a darle ánimos al que es su jugador más emblemático, pero en un principio la visita se ha retrasado e incluso puede que ni se produzca. Adrián lo explicó bien a la salida del entrenamiento: "Es mejor no ir todos a la vez, a lo mejor tenemos que esperar un poco más". Hoy, la previsión es que Iker siga en la zona de cuidados especiales

0 Comentarios

Normas Mostrar