Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

ELCHE 1-OSASUNA 2

Roberto Torres da una victoria de Primera a Osasuna

El líder mantiene la ventaja de seis puntos con sus perseguidores tras imponerse a un gran Elche que se adelantó en el marcador a través de Iván Sánchez.

Pamplona está cada vez más cerca de Primera. La victoria en Elche da un espaldarazo casi definitivo al objetivo del ascenso. Por la forma, con remontada ante un gran rival, y por el golpe de autoridad de los navarros en uno de los estadios más difíciles de la categoría. Iván Sánchez adelantó a los ilicitanos a los seis minutos. El equipo de Pacheta fue mejor, sobre todo en el número de oportunidades, pero le faltó la pegada y el estado de gracia del líder. David García y Roberto Torres, a cinco minutos del final, dieron la vuelta al marcador.

Osasuna salió vestido de líder al partido. Sin miedo al escenario ni a la racha del rival, creyente de su fortaleza para hincarle otra dentellada al sueño de Primera. Kike Barja y Roberto Torres desafiaron a los carriles de Tekio y Juan Cruz, con más incidencia por la izquierda. Rubén García y Brandon pusieron en jaque en el área a Dani Calvo y Neyder, única novedad franjiverde. Los cinco primeros fueron de asedio visitante, con más de 300 rojillos haciendo sonar su ilusión desde lo alto del anillo.

El Elche, zarandeado de salida, soltó el primer puñetazo. Iván Sánchez la recogió en la derecha, sorteó a Clerc y Barja para perfilársela y con un tremendo zurdazo hizo rugir al Martínez Valero. Los ilicitanos se quitaron el corsé y fueron creciéndose ante el líder. El gol no alteró a Osasuna, que siguió apostando por la posesión y el ataque para reconciliarse con la igualada. Roberto Torres tuvo dos, sin excesivos apuros para Edgar Badía. Pero el Elche fue a más con los minutos, hasta terminar acorralando al líder.

Iván Sánchez y sobre todo Josan, por la izquierda, percutieron por banda sin cesar. Yacine y Nino hicieron sonar las balas a pares, aunque sin hacer sangre ante Rubén. El juego coral franjiverde se impuso a las individualidades del adversario. Estuvo más cerca el segundo que el empate. Las dos más claras, antes del descanso, fueron para Dani Calvo y Josan. Primero el central se encontró un balón en el área pequeña, ante el despiste de David García y Perea, pero su remate, a un metro de la línea de gol, se marchó por banda. A cinco minutos del descanso, Josan encaró solo a Rubén, con Yacine libre en el punto de penalti, pero se emborrachó de balón y su remate se perdió fuera.

La segunda parte comenzó como la primera, con Osasuna más enchufado. Josan pudo ampliar la renta, intentando emular a Iván Sánchez, pero su remate se marchó cruzado. Los de Jagoba aprendieron la lección y aprovecharon la primera. Una falta desde la izquierda la despejó mal Dani Calvo y David García fusiló a Edgar. El Elche siguió a lo suyo y siguió atacando. Nino acumuló tres, pero esta vez no quiso entrar. La tercera, una volea desde la frontal que acarició el poste de Rubén. Tampoco fue el día de Yacine. Osasuna no se conformó con el empate y terminó con tres delanteros con la entrada de Juan Villar, con Rubén García desplazado a la banda. Así, en el 85, un centro desde la izquierda no llegó a despejarlo Juan Cruz y Roberto Torres, con el alma, la reventó al fondo de la red.

Pese a los intentos del Elche, Osasuna celebró por todo lo alto un triunfo que le mantiene a seis puntos de sus perseguidores, ya en la barrera de los 70. La pegada del líder valió tres puntos. La Primera División está cada vez más cerca.


Jagoba califica de “espectacular” el desplazamiento de la afición

Cerca de 400 aficionados de Osasuna celebraron a lo grande un triunfo que acerca todavía más a su equipo al objetivo del ascenso a Primera División. La mayoría se ubicó en la zona de Anillo Fondo Norte, desafiando a la fría noche ilicitana. El resto lo hizo en la zona de abajo, junto a la afición franjiverde. Jagoba Arrasate, técnico del conjunto navarro, calificó de “espectacular” el desplazamiento de su afición y aseguró que “este aliento nos da el plus que necesitamos y que se agradece cuando los partidos se complican”

El entrenador de Osasuna, que celebró en el estadio Martínez Valero su 41 cumpleaños, reconoció que su equipo “se vio superado” por el Elche, pero el mérito de los suyos lo centró en “no perder la fe y mantenernos vivos”. “Cada victoria nos acerca más a nuestro objetivo. En esta ocasión, frente al mejor rival de la segunda vuelta. Nos presionaron muy arriba, con sus centrales saliendo al campo rival. No pudimos conectar con los delanteros. En la segunda parte generaron tres o cuatro ocasiones, pero no tuvieron acierto. Hay que felicitarles”, añadió.

El próximo sábado se verán las caras en Pamplona los dos primeros clasificados de la categoría, Osasuna y Albacete. Un triunfo de los rojillos ampliaría la ventaja con el tercero a nueve puntos cuando solo quedarían 18 puntos por disputarse: “La fortaleza de este grupo está en la unión. Queríamos poner el 7 delante (por los 70 puntos) y aún nos queda el más tres del Reus Deportiu. El Albacete es un rival directo y difícil, así que hay que trabajar porque el sábado llegará pronto”.