Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

VALENCIA

La cooperativa explica el acuerdo con el Valencia por Mestalla

Miembros de la oferta presentada por ADU Mediterráneo.

David González

La clave para que la operación avance es que antes de agosto ADU Mediterráneo tenga suscritas el 70% de las 485 viviendas que edificará en cinco torres de 20 alturas en Mestalla.

ADU Mediterráneo SL, gestora de la cooperativa a la que el Valencia le ha aceptado la oferta vinculante para la compra de la parcela de Mestalla, explicó el día después del anuncio su proyecto y detalló algunos plazos a tener en cuenta por el club y el valencianismo. José Luis Santa Isabel, representante de ADU, cifró la inversión total (incluida la compra de la parcela y la construcción del proyecto urbanístico) en “más de 400 millones”, aunque por contrato de confidencialidad ninguna de las partes ha informado de cuánto se pagará por Mestalla. Santa Isabel sí ha repetido lo dicho por Mateu Alemany el martes: “El Valencia tendrá lo que necesita para terminar de construir su nueva casa”.

A. Plazos de proyecto.

El Valencia y ADU firmaron un acuerdo por el cual la cooperativa tiene hasta octubre la exclusividad de la operación. “Estamos en el punto cero del punto mil al que queremos llegar”. De momento han conseguido que el Valencia acepte “la economía social”, que es en lo que consiste el sistema cooperativo. ADU se marca como plazo hasta julio para alcanzar un 70% de suscripciones preferenciales de las 485 viviendas que se construirán en el 'Residencial Acequia de Mestalla'. A día de hoy, según apuntó Santa Isabel, van por el 54%. “Tras el anuncio del club se han suscrito 30 más”, apostilló con optimismo. Una vez alcancen la cifra del 70%, se formalizará la constitución de la cooperativa. Según apuntó Santa Isabel, tienen un acuerdo cerrado con una entidad bancaria con esa cifra mínimo de 339 cooperativistas se conceda financiación a la gestora para la puesta en marcha de proyecto. Será entonces, en octubre, cuando se firme con el Valencia el contrato privado de compra-venta, que se hará público en el instante en el que el club se traslade al Nuesto Estadio y pueda así iniciarse la demolición de Mestalla (que corre a cargo de ADU) y construcción de viviendas y terciario. En caso de romperse por alguna de las partes (Valencia o ADU) el acuerdo, existe una penalización.

Futuro Estadio del Valencia.

B. Plazos de pago al Valencia

José Luis Santa Isabel mantiene el discurso de Mateu Alemany. El Valencia calcula acabar la obra del Nuevo Estadio en julio de 2022. Ello le permitiría empezar la temporada 2022/23 en su nueva casa. Por su parte, la gestora de la cooperativa estima que su proyecto urbanístico estará finalizado en julio 2025, que será cuando los cooperativistas podrán acceder a sus viviendas. Santa Isabel, en este sentido, apuntó que el Valencia “cobrará progresivamente a partir de la firma de contrato”, es decir, a partir de octubre. De esta forma, “el Valencia tendrá la financiación necesaria para reanudar la obra”. El Valencia y ADU acordaron unas fechas de pago, que a priori estarán en sintonía con las que acordaría el club con la constructora que reanude la obra del Nuevo Estadio.

C. Proyecto de ADU Mediterráneo S.L.

La gestora de la cooperativa convocará otra vez a la prensa a finales de mayo. Se desvelará en esa fecha la fachada de una de las cinco torres de 20 alturas que forman el proyecto. En total, 52.000 metros de la parcela se destinarán a viviendas y 40.000 metros serán de zona comercial y terciaria. Santa Isabel desveló que el plan incluye un “hito” para que Mestalla permanezca siempre en el recuerdo, un espacio que se llamará ‘Stadium Center’. La gestora ha iniciado negociaciones con operadores para la explotación de la zona comercial. Respecto a las 485 viviendas, ADU ha fijado un precio de 4.000 euros el metro cuadrado. Los cooperativistas que ya han suscrito han dejado en depósito 3.500 euros. El precio máximo de cada vivienda ascenderá a 480.000 euros, aunque el proyecto es acorde a las necesidades de cada cooperativista, es decir, una vez se constituya la cooperativa y antes de iniciar las obras, cada participante decidirá cuántos metros quiere que tenga su vivienda y su distribución. En este sentido, Santa Isabel explicó que el orden de elección se regirá por estricto orden de suscripción.