ATLÉTICO

Gil Manzano tiene 24 horas para aclarar el acta de Diego Costa

Competición solicita al árbitro del Barcelona - Atlético que aclare el acta de la expulsión de Diego Costa antes de decidir la sanción. Esta podría demorarse a mañana.

El Comité de Competición ha solicitado esta mañana al colegiado Gil Manzano, árbitro del Barça-Atlético de la pasada jornada de Liga, una aclaración del acta arbitral antes de pronunciarse sobre la sanción de Diego Costa, que fue expulsado con roja directa. Gil Manzano, que dispone de 24 horas para dar respuesta al requerimiento de Competición, tiene previsto responder en las próximas horas. Si hay respuesta en las próximas horas a la petición del Comité de Competición, puede que la sanción sea pública durante este miércoles. De lo contrario, la resolución tendrá lugar en la jornada de mañana.

Diego Costa fue expulsado (28') con roja directa del Barcelona-Atlético por insultar al árbitro. "Me cago en tu puta madre", según el acta, fue lo que le dijo dos veces a Gil Manzano. Las alegaciones del club van en el sentido de que esa no fue la expresión que dijo Costa y que, y esto es lo más importante, ni siquiera iba dirigida a Gil Manzano. Nada más acabar el partido, los rojiblancos que atendían a los medios se refirieron a que lo que, según ellos, había entendido el árbitro, "la puta madre que te parió", en realidad no era con ese "te", sino con un "me": "La puta madre que me parió", en referencia a sí mismo, lamentándose por la acción de juego.

Las imágenes de televisión del partido también desprenden que Gil Manzano dijo esta frase a los jugadores del Atlético. En una secuencia desvelada por #Vamos se ve cómo Diego Costa, una vez vista la tarjeta roja, le protesta con insistencia que le dijo "me". En este escenario, Competición le ha solicitado a Gil Manzano que aclare el acta antes de emitir la sanción al delantero del Atlético.

Esta podría ser contundente para el delantero, en función del artículo del Reglamento que le apliquen. Lo normal es que le caigan al menos cuatro partidos por el insulto y podrían imponerle otros cuatro si se atiende a la parte del acta en la que Gil Manzano señala que le agarró.