ATLÉTICO DE MADRID

La cláusula de Rodrigo, cifra que se queda corta en el Atlético

Los 70 millones en los que tiene fijados su salida son escasos para su temporada. El Bayern ya ha pagado los 80 millones de cláusula de Lucas.

El Atlético tendrá trabajo en el próximo mercado de fichajes. La salida de jugadores como Godín, Filipe o posiblemente Juanfran con sus respectivos contratos que finalizan en junio se añaden a otros jugadores de la plantilla que tampoco continuarán. El que ya está confirmado es Lucas, cuya cláusula de 80 millones ha sido pagada por el Bayern y el jugador francés ya se encuentra en Múnich conociendo a sus nuevos compañeros. Según Onda Cero otro jugador que podría salir es Rodrigo, cuya cláusula de 70 millones está en el punto de mira del Manchester City

El centrocampista se ha convertido en un jugador imprescindible para Simeone y con 22 años es el fichaje más utilizado por el técnico argentino en sus primeros meses en la plantilla. Rodrigo ha disputado ya 3.155 minutos en los 40 partidos que ha participado, 35 de ellos como titular. Ha marcado dos goles y tiene contrato hasta junio de 2023 después de llegar al club el pasado mercado veraniego a cambio de 25 millones. Su valor de mercado es actualmente de 60 millones para la página especializada Transfermarkt. Con el '14' a la espalda se ha convertido en el ancla perfecta del equipo en un curso donde el Atlético se ha tenido que reponer a la salida de su capitán Gabi, el antiguo portador de ese dorsal histórico en el club. 

Cláusulas apetecibles

El Atlético tiene en plantilla varios jugadores cuya cláusula ha estado en el punto de mira de los grandes clubes europeos, aunque en las últimas fechas ha sido Lucas el único en salir contra la voluntad del club. Oblak ultima su renovación con una cláusula de 100 millones que será aumentada. Cifra que tenía Griezmann el pasado verano cuando el Barcelona intentó hacerse con sus servicios. Finalmente renovó, aumentando la cifra a 200 millones, pero que volverá a bajar a 120 en julio.

La cláusula de 150 millones de Saúl está en la mente del Manchester United, que también estuvo cerca de pagar la de Godín de 20 durante el pasado verano. La de Giménez ha estado en la mente de varios equipos, aunque desde su renovación creció hasta los 120. Y la de Thomas, por sólo 50 millones, le ha convertido en un jugador con muchos pretendientes en el mercado.