Competición
  • Champions League
  • Europa League

RAYO VALLECANO 2-0 VALENCIA

El Rayo frena al Valencia y Vallecas se aferra al milagro

Los franjirrojos ganaron diez jornadas después, gracias a los goles de De Tomás y Mario Suárez y la gran actuación de Alberto, que detuvo un penalti a Parejo con 0-0.

La permanencia es cuestión de matemáticas y el Rayo dio con la ecuación exacta para salvarse: portería a cero y tres puntos. Y eso a pesar de que sacar esas cuentas con el Valencia era difícil, venía de ganar a Sevilla y Real Madrid, pero Paco resolvió la incógnita antes que Marcelino. Los goles de De Tomás y Mario y la gran actuación de Alberto, quien detuvo un penalti a Parejo con 0-0, devuelven a los franjirrojos a la senda de la victoria diez jornadas después. La salvación se queda a tres puntos. Para los che, la Champions sigue a tiro.

Ambos técnicos revolucionaron sus onces, caras nuevas y, por tanto, primeros minutos de tanteo. Eso sí, una vez que descorcharon el partido se sucedieron las ocasiones. Kondogbia teledirigió un centro a Ferran, que mandó el cuero rozando el palo. Alberto, que volvía a la portería, estuvo alerta y cortó la siguiente acción, calcada. Era el turno del Rayo, Embarba quitó la pelota a Parejo y su disparo se marchó escorado. Fuera también se perdieron los trallazos de Bebé y Mario.

Alberto estaba llamado a ser el héroe. Lo fue sacando de puños un gol olímpico de Parejo y, sobre todo, parando un penalti también lanzado por el medio che. Justicia divina, quizá, ya que el contacto de Gálvez sobre Rodrigo fue muy leve. Esto espoleó más si cabe al Rayo, volcado en el área rival. Así es como cayó el 1-0. Embarba se la robó a Diakhaby, le regateó y se la sirvió en bandeja a RdT, que no falló ni perdió el hambre. Todos los balones llevaban su nombre, los centros le buscaban, porque los locales se hicieron con la posesión y los valencianistas lo intentaban a la contra.

Tras el descanso, los visitantes tuvieron el empate en un córner que Kondogbia, a puerta vacía, envió a las nubes. Amenazantes e insistentes a balón parado. Marcelino metió la artillería: Gameiro y Guedes. Sin embargo, Alberto cada vez se hacía más y más grande bajo palos. Sus puños salvaron un tiro de Parejo y, acto seguido, otro de Guedes. Rayo y Valencia intercambiaron sus papeles. Ahora, los franjirrojos inquietaban a la contra. Entonces, Paco introdujo sus cambios para reforzar el mediocampo y volver a hacerse con el esférico. De Tomás intimidó de falta y una mano de Neto desbarató el 2-0. La que no pudo meter para evitar la sentencia de Mario, que cabeceó un córner botado por Embarba.

Vallecas explotó y el equipo, por fin, cambió el guion: se adelantó y ganó. Lo hizo a costa de un Valencia que llevaba 17 partidos invicto. Vallecas fue un jugador más porque donde los números no llegaban, lo hizo la fe y la grada convirtió en posible lo imposible. El Rayo respira, Vallecas cree y Marcelino esta vez se fue con el trabajo sin hacer.

Recibimiento a Marcelino

Vallecas no olvida el polémico descenso de la 2015-16 y recibió al técnico valencianista con pitos y los cánticos de: “Marcelino, usurero”. Paco Jémez y él se saludaron antes del partido.

Ferran Torres y Roncaglia no estarán ante el Levante por sanción

Los jugadores del Valencia Ferran Torres y Facundo Roncaglia se perderán por sanción el encuentro del próximo domingo ante el Levante en Mestalla por acumulación de amonestaciones.

Ambos futbolistas vieron la cartulina con la que cumplen ciclo en el encuentro que su equipo perdió en Madrid ante el Rayo Vallecano por 2-0.

Además, otros cinco jugadores del conjunto valencianistas se encuentran con cuatro cartulinas al borde de la suspensión y si la ven ante en el derbi de la ciudad, no podrán jugar una semana después en el campo del Betis.

Se trata de Santi Mina, Dani Parejo, José Luis Gayà, Daniel Waas y Francis Coquelin.