VILLARREAL - BARCELONA

Pánico en La Cerámica

El Barça amenaza con meter en el pozo al Villarreal. Messi está en la lista azulgrana y puede ser titular como nueve para acercar LaLiga.

El Barça llega a Villarreal lanzado a decidir LaLiga, pero desde el catalejo ya vislumbra al Atlético y Old Trafford (sigue el partido en directo en As.com). Una semana clave que Valverde está obligado a gestionar con buen pulso y que hoy podría tener un capítulo de rotaciones. Jugadores como Busquets (3.843 minutos oficiales), Rakitic (3.800'), Piqué (3.690'), Alba (3.657') o Luis Suárez (3.560') acumulan un desgaste altísimo, más en año post-Mundial. Alguno de ellos podría descansar hoy y hacer espacio a Umtiti, Vidal, Aleñá o Malcom, por ejemplo. Lo de Messi es otra cosa. Con 3.200 minutos, su descanso depende de la condición en la que esté su pubis. Advirtiendo su carga final contra el Espanyol el sábado, está sano y fino. Otra cosa es que Valverde prefiera reservarlo para las próximas y decisivas citas.

Si lo del Barça estos días es ilusión por el triplete, lo del Villarreal es un drama que se radicalizó después del hundimiento de Balaídos el pasado sábado. El Submarino, plagado de lesionados, anda dando tumbos desde que empezó el año hasta el punto de que Fernando Roig, padre, tuvo que coger las riendas de un equipo que se despeñaba y tomar una decisión extrañísima: llamar a Calleja 50 días después de destituirlo. La situación del Villarreal, con un solo punto de colchón sobre los puestos de descenso pero vivo y cuartofinalista en la Europa League, es difícilmente comprensible. En Vila-Real existe la creencia de que nada es igual desde que Antonio Cordón, arquitecto del gran Villarreal desde la secretaría técnica, dejó el puesto en verano de 2016.

Mientras, Messi genera pánico. La temporada pasada fue capaz de hacer goles de falta directa en tres jornadas seguidas (Girona, Las Palmas, Atlético) y ahora viene de las exhibiciones de precisión en el Benito Villamarín y en el derbi. El argentino genera fuertes temblores en Villarreal, donde el Barça puede terminar de empaquetar LaLiga rumbo a la Ciudad Condal.