CITY - SCHALKE

El Schalke pone a prueba el proyecto de Guardiola

El conjunto alemán, en plena crisis de resultados, necesita superar el 2-3 de la ida si quiere pasar a los cuartos de final. Agüero es duda.

Guardiola tiene a tiro volver a colar al City entre los ocho mejores equipos de Europa. Ante un Schalke tocado, si no hundido, con una buena renta de la ida y ante su público, los citizens no deberían tener problema para estar en el bombo de los cuartos del próximo viernes… pero en la Champions nunca hay nada seguro.

Los alemanes llegan a cuatro puntos del descenso en la Bundesliga, vapuleados con once goles en contra y sólo dos a favor en los tres encuentros disputados desde la ida, mientras que el equipo de Pep lo hace pletórico liderando la Premier League. El problema es que los jugadores del conjunto inglés no dieron la talla en Gelsenkirchen, donde su técnico tuvo que admitir que no estaban preparados para competir por el trofeo, y a las bajas de Otamendi, Fernandinho y De Bruyne podría unirse un Agüero que salió tocado de la jornada del sábado.

La renta de 2-3 conseguida en Alemania en el último minuto con un tanto de Sané en el 85' y otro de Sterling en el 90’ hablan de un vestuario que tiene que demostrar mucho más si quiere triunfar igual en Europa que en Inglaterra. Por su parte, el entrenador del Schalke, Tedesco, llega a la vuelta sabedor de que su puesto pende de un hilo tan fino que sólo una clasificación para cuartos podría llegar a salvar.