LYON - BARCELONA | EL PERFIL

Jean-Michele Aulas, del mayo del 68 a magnate del fútbol

Jean-Michel Aulas, presidente del Lyon.

ERIC GAILLARD

REUTERS

Bernard Tapie lo descubrió en un programa de televisión en 1987. Aulas aplicó al fútbol su modelo de éxito en los negocios.

Es imposible entender el éxito del Olympique de Lyon, que hace 32 años era un modesto club de Segunda, sin la figura de su presidente, Jean-Michel Aulas. A punto de cumplir 70 años, este exjugador de balonmano, exlíder de los sindicatos estudiantiles durante el mayo del 68 y hoy en día multimillonario gracias a la compañía de software que fundó con 19 años, es el principal representante de una manera de gestionar los equipos de fútbol que posteriormente ha sido copiada en todo el mundo.

Todo empezó en una fiesta en 1987 que organizaba el magnate de la comunicación y peculiar presidente del Olympique de Marsella Bernard Tapie. Por aquel entonces, Tapie presentaba un programa en la tele francesa llamado 'Ambitions' al que acudían empresarios de éxito. Uno de ellos era Aulas, que entonces tenía 38 años e impresionó a Tapie, que de la noche a la mañana le cedió el control de sus acciones en el Olympique de Lyon con el encargo de reflotar al equipo. El 15 de junio de 1987, el consejo de administración del OL elige presidente a Aulas, quien sorprende a todo el mundo anunciando el plan OL-Europe. El objetivo era jugar en Europa en un plazo menor de 4 años.

Hubo quien lo tomó por un soñador, pero aunque tardó más de lo previsto en llegar a Europa, cuando alcanzó la élite se ganó el respeto de todo el mundo. En 2002, el Olympique de Lyon ganaba por primera vez la Ligue1, hazaña que repetiría siete veces consecutivamente. En Champions llegó a la semifinal en 2010.

Hijo de un profesor y a la vez conocido columnista de la prensa local, y de una profesora de matemáticas, Aulas destacó desde muy joven en los estudios y el deporte. Llegó a jugar en la Segunda francesa de balonmano mientras era delegado del sindicato de estudiantes UNEF que participó en las movilizaciones del Mayo francés.

Aulas fundó con 19 años CEGID (Compañía Europea para la Gestión Informática Descentralizada) mientras estudiaba Informática y Económicas. Fue presidente y consejero de esta empresa que se convirtió en un gigante empresarial hasta que en 2007 se la vendió al holding Groupama. Aplicó al fútbol su modelo de éxito en los negocios y sacó a bolsa el Olympique mediante la empresa OL Groupe. De ser un equipo amenazado con la desaparición por impagos en 1987, en 2008 la revista Forbes lo situaba como el 13 club más rico del mundo.

Los grandes clubes le eligieron en 2007 presidente del recién creado G-14, la élite de clubes que plantó cara a la UEFA para cambiar las normas de juego económico y organizativo de la Champions League. Fue suya la idea de convertir ese grupo en un G-40. A día de hoy es uno de los miembros de la ejecutiva de la ECA. Su penúltimo éxito fue el de ver antes que nadie en su país el potencial del fútbol femenino y apostar decididamente por él. Creó el Olympique de Lyon femenino en 2004 y en quince años el equipo de las mujeres ha superado en éxitos al masculino ganando 11 Ligas francesas, nueve copas de Francia y cuatro Champions League. Es, simplemente, 'le patron' del fútbol francés.