SUDAMERICANO SUB-20

Varapalo a la Brasil de Rodrygo: ir al Mundial sería un milagro

Varapalo a la Brasil de Rodrygo: ir al Mundial sería un milagro

EFE

No pasó del 0-0 ante Ecuador y necesita una mano de Colombia para llegar a la última jornada con alguna opción. El madridista, desasistido, estuvo además muy impreciso.

Le guste o no, Rodrygo tendrá su nombre asociado a una de las peores selecciones Sub-20 que haya presentado Brasil a un Sudamericano. El madridista se peleó (y desperó) casi en solitario contra Ecuador en la cuarta jornada del Hexagonal pero no le sirvió porque estuvo gris en una canarinha de tinte mucho más tétrico. Brasil necesita un milagro, que Venezuela no gane a la colista Colombia, para llegar a la última jornada contra Argentina con mínimas opciones. Como hacer un triple mortal con pirueta sin haber dado una voltereta en la vida.

Rodrygo sabe que tenía a su selección sobre las espaldas. Volvía tras la roja que vio por perder los nervios contra Venezuela y se le vio enchufado. Pero no le salió apenas nada y sus compañeros casi le boicotearon. Para poder tocar la pelota, en la segunda parte y con Brasil con el agua al cuello, la perla madridista tenía que bajar... a su propio campo. Es la fotografía de una verdeamarelha que sólo ha metido cinco goles (dos de Rodrygo) en nueve partidos. Parece casi de ciencia-ficción.

Antes de eso, Carlos Amadeu intentó su enésimo cambio táctico para exorcizar la mediocridad de esta Brasil pero no hubo manera. Emerson, el flamante fichaje del Barcelona, apenas pudo subir al ataque y era Ecuador, a la que le valían las tablas, quién tenía las ocasiones. Bien pudo Rodrygo conseguir el 1-0 en el 34', pero bajo los palos de la miniTri hay un buen portero, Wellington Ramírez. Fue la tónica. Era Rodrygo o nadie más, con Lincoln, el nueve brasileño, deambulando por al campo y nadie más para echar un cable. 

El mundo al revés

Así se fueron quemando los minutos, los nervios y las ocasiones de Ecuador mientras Brasil se ahogaba sin saber qué hacer. Ni a la desesperada logró rascar alguna ocasión. Mientras, en Ecuador se lucían promesas de mucha clase como Plata, Rezabala y Alvarado. El mundo al revés.

Un 0-0 que pudo ser mucho peor y que deja a Brasil hecha unos zorros. Si Venezuela gana a Colombia, la canarinha llegará el siempre apetecible duelo contra Argentina que cierra el torneo sin nada que jugarse. Ni el título, ni el billete al Mundial Sub-20 de Polonia. Un batacazo histórico.