Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

SEMIFINALES | BARCELONA-REAL MADRID

Solari: un futuro en 28 días

En menos de un mes se juega sus opciones en Liga, Champions y Copa. De esos 28 días depende su futuro como entrenador del Real Madrid.

Para Solari, este mes de febrero (y parte de marzo) es todo o nada, un órdago a la grande del que necesita salir vencedor, al menos parcialmente, para que su futuro como entrenador del Real Madrid siga en pie. En concreto, Solari se la juega en 28 días: los que van entre la ida de semifinales de Copa del Rey, ante el Barcelona en el Camp Nou el miércoles 6 de febrero, y la vuelta de octavos de final de Champions, el martes 5 de marzo. Entre esos 28 días, su Madrid se juega Liga, Copa del Rey y Champions League y el argentino necesita salir airoso de este atracón de partidazos.

En esos 28 días, el Madrid disputa ocho partidos: Barcelona, Atlético, Ajax, Girona, Levante, Barcelona, Barcelona y Ajax; cuatro de Liga, dos de Champions y dos de Copa del Rey. Son tres Clásicos, un derbi, dos encuentros ante un grande venido a menos de Europa con la corona del Viejo Continente en juego, visitar el Ciutat de Valencia, campo complicadísimo a lo largo de los años...

En Liga, el Madrid tiene en las cuatro próximas jornadas una oportunidad de oro para recortar distancias e, incluso, engancharse a una pelea por el título de la que parecía desterrado. Eso sí, necesita cosechar triunfos ante Atlético y Barcelona, ambos rivales directos, además de ante Girona y Levante. En ese mismo tiempo, el Barça visita San Mamés, recibe al Valladolid, va al campo del Sevilla y recibe al Madrid.

Solari, en el banquillo del Real Madrid.

Mientras, el Atlético será el anfitrión del derbi del próximo sábado, visitará al Rayo Vallecano, recibirá al Villarreal y visitará a la Real Sociedad (aunque entre medias andará en una cardíaca eliminatoria de Champions ante la Juventus). Tanto Barcelona como Atleti podrían dejarse puntos en este tramo, depende del Madrid sacar rédito para reducir las distancias, que en este momento son de dos puntos respecto al Atlético y de seis puntos respecto al Madrid.

Además, el Madrid debe jugar dos Clásicos de Copa ante el Barcelona, con el agravante de que lo hará con dos días de descanso menos que el eterno rival, uno en cada partido de la eliminatoria. Y en Champions, el Ajax, un grande de otro tiempo que ahora promete más de lo que cumple, pero que seguro ofrecerá resistencia como ya hizo en la fase de grupos: dejó fuera a Benfica y AEK de Atenas y peleó el liderato del grupo, que finalmente fue para el Bayern de Múnich.

Todo en juego para el Madrid y para Solari, que llegó como interino al banquillo del Madrid, se quedó gracias a su buena labor en las primeras semanas de trabajo y que sabe que necesita un buen triunfo (Liga y Champions mejor que en Copa) para que en la directiva blanca piensen en él para liderar el próximo proyecto madridista, que arrancará a partir de junio de 2019. Mientras, el argentino se lo toma con calma: "Marzo, abril, febrero, enero, diciembre, noviembre, octubre... Todos los meses, todos los partidos, los que jugaremos y los que hemos jugado, en todos nos la jugamos", respondió recientemente sobre si siente o no la presión de un mes en el que se la juega.