ESPAÑA 0 - EEUU 1

España no se arruga ante EE UU

España no se arruga ante EE UU

David Aliaga/MB Media

Getty Images

Perdió por la mínima en Alicante en un amistoso que se decidió por un despiste defensivo. A cinco meses del Mundial, las de Vilda dieron la cara ante el mejor equipo del mundo.

No era un partido más. Era un partido histórico. Lo perdió España, pero se ha dado un paso de gigante y estos encuentros lo refrendan. Sólo un despiste atrás en una jugada aislada condenó a La Roja, que ya se mide a las mejores selecciones del mundo, a las que pelean por títulos y los ganan. Hace unos meses fue Alemania y ahora tocaba la vigente campeona del mundo. 

España notó la exigencia de su rival y sin embargo estuvo en el partido siempre. Salió convencida, quiso dominar y Estados Unidos, fiel a su estilo, le dejó jugar. La capacidad física americana era mayor. La más activa era Alex Morgan, que retrasaba su posición para crear peligro. Varias veces exigió a Sandra Paños, que salvó como pudo.

Estados Unidos no estaba cómoda, tampoco la Selección inquietaba. Marta Torrejón probó suerte desde fuera del área y estuvo cerca de sorprender a Naeher. Las norteamericanas respondieron y en la siguiente acción Rapinoe rozó el gol con una gran chilena. La defensa española, y esa es la mejor noticia, lograba retener con galones al poderoso ataque de las campeonas del mundo. Aun así el peligro era patente. Pereira logró retener una rápida internada de Rapinoe por la banda izquierda y Ertz, a la desesperada, lo intentó con un tiro lejano.

Vilda probó cosas. Modificó ligeramente su esquema para intentar sorprender a las de Ellis y dejó a Hermoso salir del área y flotar muy atrás. A España le faltaba utilizar un poco más las bandas. Sampedro apenas había intervenido por la derecha y el ataque estaba descompensado.

España fue saboreando el partido. Llevaba el peso (55% de posesión) y ejercía una presión que impedía crear peligro a las norteamericanas. Había que ver cómo transcurría el paso de los minutos, pues el físico jugaba en contra. Así, cuando mejor estaba España llegó el gol visitante, el único despiste en toda la noche. Press aprovechó una pérdida en el centro del campo para salir a la contra y con un tiro cruzado que Irene Paredes tocó sobre la línea logró batir a la alicantina Paños, que jugaba en casa.

Vilda ingresó al césped a Falcón, Lucía y Nahikari, chicas jóvenes en busca de un empate heroico. La jugadora del Atlético tuvo la ocasión más clara tras un pase en profundidad de su compañera Hermoso. El partido no estaba cerrado y a España le entró el gusanillo de que no había nada que perder. Hasta el final apretó un equipo que ha acortado tanto las distancias que solo un despiste, uno de esos que no se puede cometer en el Mundial, le privó de arrancar un empate histórico ante la mejor selección del mundo