TOTTENHAM 0- MANCHESTER UNITED 1

De Gea aleja los fantasmas y mantiene la racha de Solskjaer

De Gea aleja los fantasmas y mantiene la racha de Solskjaer

Catherine Ivill

Getty Images

Partidazo del portero español, que desesperó al Tottenham. Rashford marcó el tanto del triunfo en el 43'. Sexto triunfo seguido del United con Solskjaer en el banquillo.

De Gea necesitaba un partido como este. Ante el Tottenham, en un escenario como Wembley y cuando el equipo más le necesitaba, el español firmó un auténtico partidazo que le da tres puntos vitales al Manchester United para empatar en la quinta posición con el Arsenal de Emery (0-1). Cuatro manos a mano y 14 paradas en total, su récord en un partido de Premier League, sirvieron junto al gol de Rashford para confirmar las buenas sensaciones que está dejando el equipo con la llegada del nuevo técnico.

Solskjaer aprovechó un partido tan importante como este para empezar a dejar clara su alineación titular tras ir probando varias piezas durante sus primeros cinco partidos en el banquillo de Old Trafford. Además del tridente atacante, que ya se ha consolidado con el noruego, parece que Ander también ha recuperado un lugar importante en el centro del campo del Manchester United.

El partido pronto se convirtió en un ida y vuelta hacia ambas porterías, pero no fue hasta el minuto 30 cuando se dio el primer aviso serio de gol. Kane, que está siempre muy atento dentro del área, cayó en fuera de juego cuando remató a gol un balón rechazado de Dele Alli. Pero quien terminaría abriendo el marcador sería Marcus Rashford, que está inconmensurable desde que Solskjaer le colocó en punta, y, aprovechando un buen balón de Pogba al espacio, definió perfectamente al palo largo de Lloris.

El inglés lleva cuatro goles y una asistencia desde la llegada del nuevo entrenador, mientras que Pogba suma cuatro tantos y otros cuatro pases de gol desde que consiguió librarse de la presencia de Mourinho, con el que no tenía una buena relación.

La lesión de Sissoko obligó a Pochettino a meter a Lamela al campo durante la primera mitad y eso rompió un poco al equipo, al que le estaba faltando una referencia defensiva en el centro del campo a pesar de que Winks intentaba desempeñar ese rol. Lo que perdían en defensa lo ganaban sin embargo en ataque, y Kane y Dele Alli tuvieron un par de manos a mano para conseguir el empate que detuvo sin problema De Gea, que le sacó otra fantástica con el pie a Alderweireld en un córner.

Las ocasiones se fueron sucediendo y poco a poco el United fue reculando, aunque la entrada más fea del partido la protagonizó Pogba en campo contrario al arañar con los tacos el muslo de Alli. Pudo haber sido roja para el francés, que venía caliente de una jugada anterior con el inglés.

Finalmente los de Pochettino no fueron capaces de batir a De Gea y frenan su acoso al Manchester City, que jugará mañana. El Chelsea, por su parte, se coloca ya a tan solo un punto de la tercera posición defendida por los spurs.