Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

INGLATERRA

Los clubes de la Premier League se sublevan contra el Brexit

Pedro, Marcos Alonso, Morata y Cesc, españoles jugando en el Chelsea inglés.

Getty Images

La FA quiere imponer un límite de 13 extranjeros en las plantillas de 25 jugadores; supondría la marcha del 65% de foráneos en la Premier.

De nuevo la visión global de la federación inglesa choca con la más egoísta de la Premier League, esta vez sobre la cuota de extranjeros que provocará el Brexit. Aunque nadie tiene claro quién tiene razón al respecto. La FA quiere imponer un límite de 13 extranjeros en las plantillas de 25 jugadores de la Premier aprovechando que la legislación gubernamental sobre trabajadores de fuera del país que se impondría con el Brexit supondría la marcha forzada de un 65 por ciento de futbolistas extranjeros que ahora están en Inglaterra. De hecho, la federación quiere ir más allá: intentará que se reduzca el número de extranjeros aunque el Reino Unido no deje la Unión Europea. De momento las plantillas de la Premier cuentan con al menos nueve jugadores que han crecido futbolísticamente en una academia inglesa.

La patronal del fútbol inglés insiste que no hay prueba ninguna que demuestre que un nuevo límite mejore las prestaciones de las selecciones inglesas. Los clubes están presionando al gobierno británico para que proteja los derechos de los jugadores europeos y que exista la posibilidad de introducir la legislación post-Brexit paulatinamente porque la marcha de tanto talento (hay 35 jugadores españoles en la Premier, por ejemplo) podría suponer un golpe durísimo para una competición que genera casi 4.000 millones de euros en impuestos para el arca pública, sin contar los 12.000 trabajadores y los 700.000 visitantes que viajan a Inglaterra por turismo futbolístico.

“Ya limitamos el número de jugadores que vienen de otros países mientras que apoyamos en lo que podemos el sistema de desarrollo de futbolistas, que es líder en el sector a nivel mundial”, afirmó el miércoles la Premier League en un comunicado. “Como demostración del buen funcionamiento de las muchas academias de la Premier y del nivel de los jugadores que producimos ahí están las victorias en los Mundiales Sub-17 y Sub-20, y las semifinales en Rusia”.

La Premier se ha reunido con la Championship y la liga escocesa, y las tres instituciones están de acuerdo en que el Brexit no debería usarse para debilitar las plantillas en el Reino Unido, ni tampoco para dañar la posibilidad de que los clubs fichen futbolistas internacionales. Curiosamente el seleccionador, Gareth Southgate, que conoce el funcionamiento de la federación y ha estudiado el impacto del talento extranjero en los futbolistas de su país, duda del efecto de la reducción de extranjeros y admite que la propia FA está dividida sobre el asunto.

En todo caso, el gobierno ha pedido a la federación inglesa (que tiene potestad sobre el asunto y no quiere variar su posición), la Premier y Football League (la institución que reúne al resto de equipos profesionales) que acuerden una medida conjunta al respecto. Pero ese acuerdo parece improbable a no ser que se llegue a una entente entre la Premier y la federación (o sea una cifra entre los 8 futbolistas británicos o educados en Inglaterra y los 13 que demanda la FA), y sin acuerdo ésta afirma tener la última palabra.