Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

PORTUGAL 1- POLONIA 1

Milik mete a Alemania en el bombo 2 del sorteo de la Euro

Milik mete a Alemania en el bombo 2 del sorteo de la Euro

MIGUEL VIDAL

REUTERS

El delantero polaco anotó de penalti el tanto del empate ante Portugal. Con el punto, Polonia es la segunda mejor tercera y será cabeza de serie.

Con tensión, pero con justicia, Polonia logró puntuar en Guimaraes y será cabeza de serie en el sorteo de la Eurocopa en detrimento de Alemania. Ambas selecciones descendieron en la Liga de Naciones a la Liga B, pero el punto hace de los polacos el segundo mejor tercero (los diez cabezas de serie del sorteo son los dos primeros de cada grupo de la Liga A y los dos mejores terceros).

El partido fue extraño. Portugal no se jugaba nada y salió con cinco jugadores poco habituales. Polonía, que sí lo hacía, también hizo rotaciones. Muchas. En especial llamó la atención que Piatek y Lewandowski, dos de los mejores goleadores de Europa, no fueran de la partida. Sí lo fue Milik, que a la postre, sería el gran héroe.

En la primera parte, Portugal tuvo el control y las ocasiones. Renato Sanches destacó como hacía tiempo que no lo hacía. Suyos fueron los dos primeros disparos de Portugal, que no encontraron portería, y suya fue también la asistencia de córner a André Silva en el 1-0. El del Sevilla ha tomado la bandera de Cristiano Ronaldo en su ausencia y ha sido el mejor hombre de Fernando Santos en esta Liga de Naciones. De Polonia, sólo un cabezazo al larguero de Kedziara al final de la primera parte nos hizo recordar que había un rival.

En la segunda, los polacos, sabiendo lo que se jugaban, cambiaron el chip. Primero Beto tuvo que intervenir para despejar un tiro de Grosicki. Luego Cancelo sacó de la línea de gol un centrochut de Milik que rebotó en Dias y había pillado a contrapié al veterano portero portugués. El golpe de gloria para Polonia lo daría el propio Milik, que transformó un penalti que le costó la expulsión a Danilo por agarrar al delantero del Nápoles cuando encaraba portería. Eso sí, tuvo que meterlo dos veces. El árbitro esloveno Skormina mandó repetir el lanzamiento por invasión del área, algo que sólo vio él.

Con uno más y con una Portugal ya clasificada para la Final a Cuatro, el cuento estaba más que acabado. El empate beneficiaba a unos y dejaba indiferente a los otros, que ayer estaban de celebración: en junio, en ese mismo estadio, volverán para jugar la Final de la Liga de Naciones como anfitriones.