REAL SOCIEDAD

Xabi Prieto cambia las botas por las zapatillas

Xabi Prieto cambia las botas por las zapatillas

Amaia Zabalo

Diario As

El ex capitán de la Real Sociedad, corrió por primera vez la Behobia-San Sebastián para apoyar una causa solidaria. "Es más difícil jugar a fútbol que correr una carrera así", dijo a As.

Xabi Prieto cambió la botas de fútbol por la zapatillas de correr por un día. Retirado ya del fútbol profesional en activo, el eterno capitán de la Real Sociedad pudo cumplir el deseo que casi todos los gipuzkoanos tienen, en el de correr la Behobia-San Sebastián, la fiesta del atletismo popular, una de las carreras de running más importantes de España con unos 30.000 atletas participantes. Lo cuenta todo en esta entrevista con el Diario As.

-¿Qué tal su primera Behobia-San Sebastián?

Muy bien, la he disfrutado un montón, gracias a ion Zabaleta y toda la gente que ha apoyado la iniciativa 'Behobia a medio pulmón' que ha hecho que nos emocionemos y que hayamos disfrutado tanto la carrera. El tiempo era lo de menos, porque íbanos todo el grupo, y hemos estado más de dos horas corriendo.

-¿Es más difícil correr la Behobia o jugar a fútbol?

No, no. Yo creo que es bastante más complicado jugar a fútbol, porque es más complejo, pero hay mucha gente que tiene mucho mérito también por hacer este tipo de carreras. y todo el mundo la disfruta y la vive de una manera muy especial. Y desde fuera la había vivido y tenía ganas de vivirla desde dentro, y ha sido increíble. Agradecer a toda la gente que la apoya porque tantos los corredores como el público la hace especial.

-¿Cómo es desde dentro la Behobia?

Emocionante, la verdad. Te llevan. Nunca había corrido 20 kilómetros, suelo ir a correr sólo y no tiene nada que ver. Tan sólo seguir a la gente que va por delante, y a pesar de que hemos estado corriendo más de dos horas, se me ha hecho corto. Y con eso te digo todo.

-Y siempre implicado en causas solidarias...

Por supuesto. Siempre que se pueda ayudar, hay que hacerlo. Ion es amigo de mi hermano, y encantado de aportar mi granito de arena a la iniciativa 'Behobia a medio pulmón'.