EJIDO 0 - ALMERÍA 3

Chema y Luis Rioja ponen la alegría en el bolo de El Ejido

Chema y Luis Rioja ponen la alegría en el bolo de El Ejido

CARLOS BARBA

DIARIO AS

El jugador procedente del filial se reinvidica con dos golazos. Álvaro Giménez hace el tercero. Al Almería le falta aún meter una marcha más a trece días del debut liguero.

Afrontó el Almería su sexto partido de pretemporada en El Ejido, el primero y el último en tierras almerienses de los ocho que disputará en pretemporada, puesto que, otro curso más, no habrá partido de presentación en el Mediterráneo. A pesar de militar en una categoría inferior, el CD El Ejido no se lo puso nada fácil al cuadro unionista, que acabó imponiéndose gracias a la conexión Luis Rioja-Chema, logrando el segundo triunfo de este estío (0-3).

A falta de trece días para el inicio liguero en el Ramón de Carranza, el Almería aún tiene que subir otra marcha, excusándose aún en que es pretemporada y de estos encuentros pocas conclusiones se pueden sacar. De hecho, fue un choque soporífero, aunque, lo anormal en estas semanas sería ver un duelo de más calibre, con los equipos más rodados. Eso sí, la arena del reloj sigue cayendo y ya cada vez resta menos para la hora de la verdad.

Con Caballero supuestamente en la enfermería (el club ultima su venta), Álvaro Giménez en el banquillo y Sekou en la silla playera junto al banquillo -típica postal de bolo veraniego-, los de Fran Fernández saltaron al césped de Santo Domingo con Juan Carlos Real de falso nueve. En el primer acto la redonda estuvo prácticamente en el mediocampo ejidense, pero fueron los locales los que dieron más sensación de peligro cuando pisaban área rival. De hecho, fue el cuadro ejidense el que tuvo la primer ocasión clara del partido, a los tres minutos, con un cabezazo de Tomás tras un libre directo.

Luis Rioja y Chema fueron los dos jugadores del Almería que crearon más peligro, con sus conducciones veloces y verticales. Ambos pudieron desequilibrar la balanza en el descanso, como también lo pudo hacer Javilillo para el CD El Ejido, con un trallazo desde fuera del área de penal. Incluso Pino tuvo el 1-0. Por su parte, el Almería hizo daño en un centro-chut tras una falta lateral que Juan Ibiza no enganchó por poco, y con una chilena de César de la Hoz, más plástica que efectiva.

Si en la primera mitad Luis Rioja y Chema lo intentaron más de manera individual con veloces conducciones, en el comienzo de la segunda encendieron la mecha al asociarse. Se presentó el exatacante del Marbella como un extremo puro. Así abrió la lata el equipo dirigido por Fran Fernández. Luis Rioja protagonizó su enésima internada, se asoció con Chema y el jugador procedente del Almería B materializó el 0-1, aprovechando el pase de la muerte del de Las Cabezas de San Juan.

El tanto sirvió al Almería para secarse el sudor, puesto que cuatro bolos de seis sin ver puerta hubiesen sido demasiados; al CD El Ejido para desmelanarse algo; y a este periodista para rellenar un párrafo en una crónica difícil con este juego y calor, más propio para disfrutar de las paradisiacas playas almerienses. Eso sí, aunque la escuadra ejidense avanzó metros, el Almería se sentía más cómodo, mezclando posesiones largas con balones verticales a Sekou, buscando las segundas jugadas.

Se reservó el Almería lo mejor para el final. A veinte minutos para la finalización del choque Chema acabó quitándose la careta, reivindicándose y ganándose un puesto para el once que debutará en trece días en el Ramón de Carranza. En un libre directo escorado, el mediapunta malagueño sacó su guante a pasear, engañando a todos los presentes. Cuando todas las apuestas indicaban el lanzamiento al palo largo, como mandan los cánones, Chema sorprendió lanzándola por el exterior de la barrera, a palo corto de Aulestia. Un golazo, su segundo golazo. Un libre directo digno para finalizar estas líneas, a pesar de que Álvaro Giménez anotase el tercero en la última jugada del encuentro.

0 Comentarios

Normas Mostrar