LEGANÉS

Las ventas de Rico y Gabriel obligan a redoblar esfuerzos

Las ventas de Rico y Gabriel obligan a redoblar esfuerzos

JUAN AGUADO

DIARIO AS

Si se confirman sus despedidas, los pepineros deberán incorporar, mínimo, siete fichajes más para completar su plantilla. Por Butarque ya buscan también recambios a Rico y Gabriel.

El Leganés trabaja en los últimos días a destajo. Lo hace con los esfuerzos bifurcados. Por un lado, los fichajes. Por otro, las salidas. Dos acaparan este último apartado. Gabriel Pires y Diego Rico tienen altas opciones de dejar Butarque. El primero, rumbo al Benfica. Hoy es el día D para el brasileño. Hoy se podría cerrar su marcha. El segundo, sin rumbo aún definido, pero con varios posibles destinos: Borussia Dortmund, Bournemouth, Real Sociedad... Ambas serán ventas de calado que pueden hacer sumar a los blanquiazules elevadas cantidades (20-25 millones). Operaciones jugosas que también implican un problema jugoso que trastocará los planes de la dirección deportiva pepinera. A los refuerzos que estaba buscando deberá sumar recambios que estén a la altura. Jugadores capaces de aportar lo que aportaban tanto Gabriel como Rico.

La caza de esos refuerzos ya ha empezado. En Butarque se sondea el mercado teniendo en cuenta el elevado riesgo de que ambos futbolistas se marchen. Esto es, el Leganés ha empezado a buscar otro mediocentro (el último nombre en sumarse a sus deseos es Melero, del Huesca) y otro lateral izquierdo (el Lega negocia desde hace tiempo con el argentino Jonathan Silva, pero hay también otras alternativas).

Ambas búsquedas en estas dos posiciones consumen recursos para encontrar los otros objetivos que el Leganés necesita. En Butarque estiman que requieren, mínimo, seis fichajes sin tener en cuenta los que llegaran para sustituir a Gabriel y Rico. Son un portero, un lateral derecho, un mediapunta, dos extremos (uno para cada banda) y un delantero centro.

Es lo mínimo, mínimo que Pellegrino necesita para completar su plantilla siempre y cuando no haya más ausencias. Lo normal es que las haya. Tarín, Ojeda, Facundo García, Mejías y Koné tienen posibilidades de dejar el club a lo largo del verano. De hacerlo, crearían nuevas vacantes para nuevos fichajes. Nuevas necesidades para completar en un mercado al que le resta ya sólo un mes y una semana para cerrarse. Por eso el Leganés trabaja, en los últimos días, a destajo.

0 Comentarios

Normas Mostrar