REAL MADRID

Cristiano-Florentino: cronología de una relación rota

Desde que Cristiano llegó en 2009, se han producido varios choques entre el portugués y el presidente que han acabado rompiendo su relación y con el jugador fuera del Madrid.

Ya es oficial. Cristiano Ronaldo se va del Real Madrid y ficha por la Juventus. Se ponen fin a nueve años de blanco en los que la relación entre el máximo goleador histórico del club (450 tantos en 438 encuentros) y Florentino Pérez, se ha ido resquebrajando hasta acabar rota. Ya comenzó torcida. Cristiano fue un fichaje de Ramón Calderón y Florentino estuvo a punto de romper la operación al considerarla cara (96 millones de euros). Desde aquello, se han producido varios desencuentros entre ellos que han terminado por desembocar en situación convulsa que puede acabar con el portugués fuera del Real Madrid.

Septiembre de 2012

Fue el primer gran roce entre Cristiano y el Madrid. El portugués iniciaba su cuarta temporada en Chamartín y lo hacía con el gesto torcido. No se sentía querido por un club que aún no le había mejorado el contrato (en el United tuvo cinco mejoras salariales en seis temporadas). Además, se vio desamparado en la gala UEFA. Florentino no le acompañó, como sí hizo Rosell, entonces presidente del Barça, con Messi e Iniesta. Y así se lo hizo saber al presidente. “Si te vas, trae el dinero para fichar a Messi”, fue la respuesta que recibió el jugador. Al día siguiente marcó dos goles al Granada y no los celebró. “Estoy triste y en el club lo saben”, dijo en zona mixta. Cuando las diferencias parecías insalvables, tras un año negociaciones en el que ya comenzó a filtrarse el nombre de Neymar como su posible sustituto y el PSG llamó a su puerta, se cerró su renovación hasta 2018.

Septiembre de 2014

Después de conquistar la Décima, el Madrid decidió vender a Di María para hacer caja y comprar a James y aprobó la marcha de Xabi Alonso al Bayern. Además del colombiano, llegaron Kroos y, el último día de mercado, Chicharito. Cristiano dejó claro en un acto publicitario que no compartía las decisiones del club. El Madrid cayó en la segunda jornada ante la Real Sociedad (4-2) y fue claro: "Tengo mi opinión muy clara, pero debo calcular y no puedo decir siempre lo que pienso porque sino mañana soy la portada y no quiero. Pero si mandase yo, a lo mejor no hacía así. Cada uno tiene su opinión y es libre decir lo que piensa. Si el presidente piensa que lo mejor para el equipo es contratar jugadores y dejar salir a los que salieron tenemos que respetar y apoyar su decisión".

Noviembre de 2015

La fría relación entre Florentino y Cristiano volvió a evidenciarse el 3 de noviembre de 2015. Aquel día, el presidente del Real Madrid pidió explicaciones al portugués antes del partido ante el PSG tras unas declaraciones en Kicker en las que no descartaba su futura salida (“¿Irme del Madrid? ¿Por qué no?, dijo). La conversación se produjo en los siguientes términos. “¿Qué tal, presi?”, preguntó el jugador. Florentino le susurró algo y le dijo: "Tenemos que hablar. ¿Por qué dices eso? Tenemos que hablar". El ‘7’, sorprendido, contestó: "¿Qué cosa he dicho?”. Florentino le insistió en tono irónico y el portugués replicó. “Qué he dicho”. Luego tuvo un saludo muy afectuoso con Al-Khelaifi, presidente del PSG que descorcharon de nuevo los rumores. Tras otro año de indirectas y mensajes cruzados, el 6 de noviembre de 2016 Cristiano renovó hasta 2021.

Febrero de 2016

La temporada 2015-16 contó con otro desencuentro entre Cristiano y el club. El portugués hizo público su descontento por la pretemporada que planificó la entidad y que llevó al equipo de gira a Australia y China. Lo hizo a finales de enero, cuando el Madrid volvió a encontrar el norte tras unos meses de tensiones con Benítez y la llegada de Zidane al banquillo. "Nos hacía falta trabajar más, a mí y a todo el equipo. Ahora tenemos una mentalidad positiva. La pretemporada no fue muy buena, hubo muchos viajes", fue la china que le lanzó Cristiano al club.

Junio de 2017

El 3 de junio de 2017, el Real Madrid jugó la final de la Champions contra la Juventus. Después de conquistar la Duodécima, Florentino prometió a Cristiano que le mejoraría el contrato que firmó en 2016 y que expira en 2021 (cobra 21 millones de euros). Pero esa mejora no llegó y Cristiano se sintió ninguneado. Esa promesa incumplida encendió el fuego que hoy ya se ha convertido en incendio. El 2 de noviembre de 2017, el delantero dijo ante la Prensa: “No quiero renovar con el Madrid”. Luego, tras el Mundial de Abu Dhabi suavizó el mensaje: “Quiero retirarme aquí, pero el presidente es quien manda...”. La pelota la ponía de nuevo en el tejado del presidente, quien siguió dando largas a la renovación no sólo fue dando largas a la renovación del portugués sino que en la misma gala de entrega del quinto Balón de Oro a Cristiano, flirteó con la posibilidad de fichar a Neymar. “Tendría más opciones de ganar el Balón de Oro en el Madrid”, dijo en El Larguero. Y eso, el portugués, que ha vistó cómo en un año a Messi le duplicaban la ficha (45 millones anuales) y Neymar se iba al PSG cobrando 37, no lo olvida…

Junio de 2017

El 16 de junio de 2017, A Bola publicó en su portada: “Cristiano quiere abandonar España”. Detrás estaba su descontento por el asunto de su supuesto fraude fiscal a Hacienda del que As informó tres días antes (la Fiscalía le acusó de defraudar 14,7 millones de euros). Por un lado, Cristiano se sintió perseguido (“Soy un libro abierto, en Inglaterra nunca tuve problemas con Hacienda y por eso me gustaría volver”, llegó a decir un mes después en su declaración ante la jueza). Y por otro, no se vio lo suficientemente arropado por el club a pesar de que éste publicó un comunicado defendiéndole. Preguntado en Onda Cero por ese enfado del ‘7’, Florentino dijo: “Hicimos una nota pública y él no me ha dicho que esté enfadado”. Sin embargo, antes aseguró: “Con Cristiano no he hablado…”. El futbolista, que nunca desmintió la información del periódico portugués, acaba de resolver este problema por sí solo alcanzando un acuerdo verbal con la Fiscalía de Madrid por el que se declaró culpable de cuatro delitos fiscales y aceptó una pena de dos años de prisión (seis meses por cada delito, según informa El Mundo) y el pago de una multa de 18,8 millones.

Mayo de 2018

El 26 de mayo de 2018, nada más ganar la Decimotercera Copa de Europa del Madrid en Kiev, Cristiano soltó la bomba: “Fue bonito jugar en el Madrid, en los próximos días daré una respuesta a los aficionados que ellos sí están de mi lado”. Preguntado Florentino por estas declaraciones, el presidente intentó mantener la compostura pero no pudo ocultar su enfado por unas declaraciones que consideró inoportunas: “Todo el mundo tiene derecho a hablar, aquí lo importante es el club, no estoy para hablar con un jugador en particular. No es que Cristiano se pueda quedar, tiene contrato”, zanjó. La ruptura de la relación entre Cristiano y Florentino pudo comprobarse dos días después, en la ofrenda de la Champions a La Almudena, cuando el jugador miró con desdén al dirigente cuando éste se dirigió al atril. Hace once días, el Madrid, que en el último año se dedicó a deslizar que el declive de Cristiano, a sus 33 años, era inevitable, contactó con el agente del ‘7. Quería arreglar la situación y firmar la mejora de ficha. Pero el jugador cree que ese acercamiento llega tarde. Cristiano se ha sentido herido en su orgullo y eso le llevó a buscar un nuevo destino: la Juventus.

0 Comentarios

Normas Mostrar