Temas del día Más temas

GRUPO F | ALEMANIA 0 - MÉXICO 1

Alemania ya conoce la maldición del campeón del mundo

El conjunto dirigido por Joachim Low encajó su primera derrota en el Mundial de Rusia debutando frente a México. Defiende el título ganado en Brasil.

Cuesta sangre, sudor y lágrimas ganar un partido en un Mundial. Salvo raras excepciones, no importa el potencial que tengan las teóricas selecciones favoritas, que en multitud de ocasiones tropiezan ante aguerridos equipos que se dejan la piel sobre el verde.

Así lo ha experimentado hoy Alemania, el último caso de una 'maldición' mundialista que afecta a la selección que defiende el título. El combinado de Joachim Low se proclamó campeón en 2014 frente a Argentina con un fútbol brillante en muchos momentos (que se lo digan a Brasil), pero su estreno en Rusia no ha sido ni una sombra de aquel Mundial de Brasil. Alemania ha debutado con derrota frente a México con un fantástico gol de Hirving Lozano, por lo que está obligado a conseguir dos buenos resultados ante Suecia y Corea del Sur si quiere meterse en octavos.

España cae con Holanda en 2014

No obstante, el decepcionante inicio de Alemania no es un caso único. A lo largo de la historia de los Mundiales, otras cuatro selecciones saben lo que es empezar la defensa del título con derrota. No hay que echar la vista demasiado atrás para encontrar el primer ejemplo. Tras alcanzar la gloria en Sudáfrica, España arrancó el Mundial de Brasil en 2014 con una tremenda derrota por goleada frente a Holanda (1-5). Errores defensivos constantes, inseguridad en la portería y una estelar actuación de Van Persie (golazo en plancha incluido) fueron los ingredientes que marcaron la derrota de España.

Senegal sorprendió a Francia en 2002

En 2002, Francia lucía en Corea y Japón su flamante estrella de campeón conseguida en su propio Mundial de 1998. La euforia duró poco en el combinado francés, ya que debutaron con una sorprendente derrota ante Senegal. Diouf causó estragos en la defensa de Francia, siendo el mejor del partido, y Papa Diop se llevó los honores de marcar el gol de la victoria (0-1).

Doble revés para Argentina: 1982 y 1990

La única selección que tiene el dudoso honor de repetir esta maldición es Argentina. La Albiceleste ganó su primer Mundial en su país, celebrado en 1978. Cuatro años después, en el Mundial de España, la caída fue dolorosa tras debutar con derrota frente a Bélgica por 1-0. A los 17 minutos del segundo tiempo en el Camp Nou, Erwin Van der Bergh anotó el tanto de la victoria, ante el que no pudieron hacer nada hombres de la talla de Kempes y Maradona. Tras lograr su segunda estrella en el mítico Mundial de México 86', Argentina volvió a tropezar con la misma piedra en el Mundial de 1990. La Albiceleste cayó 0-1 ante Camerún en un partido que tuvo de todo. Pese a acabar con dos expulsados, el conjunto africano logró resistir para llevarse los tres puntos con un solitario gol de Omam-Biyik.

Con Italia empezó todo

Remontándonos a las primeras ediciones de la Copa del Mundo, hay dos precedentes más. Italia llegó al Mundial de 1950 tras proclamarse campeona en 1938 en Francia (hubo 12 años sin torneo debido a la II Guerra Mundial). Los transalpinos fueron los primeros en poner en marcha la 'maldición', cayendo en su debut de 1950 frente a Suecia por un marcador de 3-2. Cabe señalar que el primer caso, que no se puede considerar tropiezo como tal, lo protagonizó Uruguay, primera campeona de la historia de los Mundiales. Tras alzar el título en 1930 siendo sede del campeonato, Uruguay decidió no participar en la edición de 1934.

0 Comentarios

Mostrar